Discriminación sexual y abusos laborales en la Liga Mx Femenil

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Jueves 7 de marzo de 2019. Aun cuando la FIFA ha exigido la creación de ligas femeniles, el balompié de mujeres todavía vive entre claroscuros. Si bien se ha impulsado el desarrollo de este deporte, los casos de acoso y discriminación por diversidad sexual son silenciados, en México impera el misticismo en los contratos y pocos clubes han creado estrategias de publicidad para incrementar la audiencia, señaló Claudia Pedraza, doctora en ciencias políticas y sociales especializada en género y deporte .

La FMF impulsó la liga femenil para que México fuera candidato al Mundial 2026, pero ahora ni siquiera presentó a Christopher Cuéllar como técnico de la selección femenil, señaló en el contexto del Día de la Mujer, que se conmemora el 8 de marzo.

Hay un desdén y desconocimiento por parte de la FMF, que debe concientizar a sus directivas. No tienen a un encargado del proyecto con perspectiva de género, alguien que sepa atender temas de acoso y diversidad sexual, indicó.

Los casos de acoso sexual son latentes en el mundo deportivo no sólo en el femenil, sino también el varonil, pero se callan ante la sociedad. Destacó que se agrega un aspecto que agrava la situación: en el deporte quien te acosa puede ayudarte a lograr tu sueño.

Expuso el caso de la selección femenil sub 17 de Colombia, que en esta semana desató revuelo después de que dos elementos del plantel acusaron al ex timonel Didier Luna y a otro ex integrante del cuerpo técnico de acoso sexual. Jugadores del equipo varonil también alzaron la voz en redes sociales para apoyar a las víctimas. El respaldo de los futbolistas dio visibilidad al tema, apuntó Pedraza.

Respecto al tema de diversidad sexual, recordó el caso de las seleccionadas Stephany Mayor y Bianca Sierra, quienes debían ocultar su relación como pareja a petición del ex técnico del conjunto nacional Leonardo Cuéllar.

La situación económica de las jugadoras ha sido otra de las polémicas constantes en el futbol femenil. En el caso de la Liga Mx se impuso en un inicio un tope de 2 mil 500 pesos mensuales y aunque algunos clubes rebasaron esa cifra, además de que ofrecen alimentación y hospedaje, hasta el momento no son claras las condiciones laborales.

Pedraza apuntó que en algunos casos la retribución económica se maneja como una beca porque algunas jugadoras son menores de edad, pero al ser un torneo profesional las ganancias no son suficientes y las futbolistas deben entrenar, estudiar o trabajar porque no les alcanza.

Los directivos han argumentado que no ofrecen mejores salarios porque el torneo no es redituable al tiempo que exigen a los equipos que ofrezcan un balompié de calidad para atraer a la afición. De acuerdo con la página oficial de la Liga Mx Femenil, la asistencia promedio en esta temporada a los partidos ha sido de mil 500 personas, siendo Tigres el club con mayor audiencia.

No obstante, han sido contados los equipos que se han esforzado para tener una infraestructura apropiada al nivel que exige el torneo, así como de crear campañas que atraigan a la afición y sobre todo a los patrocinadores.

Conseguir los patrocinios es una responsabilidad de los clubes, no de las futbolistas y hasta ahora no ha sido visible una estrategia por parte de los directivos, explicó Pedraza. Las jugadoras están respondiendo, pero es una doble carga para ellas, agregó.

Chivas fue el primer club que cerró un convenio de patrocinio con la empresa de lácteos Sello Rojo, pero el número de marcas se ha incrementado a cuenta gotas y con apoyos en especie mas no de manera económica, sobre todo con contratos individuales con las jugadoras.

Muchas marcas ya se han interesado en el deporte femenil porque se vive un momento de reivindicación a las mujeres, además las empresas han visto que es un mercado potencial. Falta que los directivos y la afición también apoyen, dijo investigadora egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Últimas noticias