Manuela Riestra, artista visual que parte de su inmersión en el inconsciente

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Manuela Riestra, de cara a su primera exposición colectiva en la Galería Los Contemporáneos, dice que  todo su trabajo plástico lleva la autoría de Buscando al Duende. “Soy artista visual y trabajo con distintas disciplinas como la escultura, la pintura, la serigrafía y el grabado.

Estudié parte de la carrera de historia del arte en el Claustro de Sor Juana y he tomado diversos talleres y diplomados en el medio plástico, sin embargo lamayor parte de mi trabajo ha sido autodidacta”

Mi búsqueda, agrega, la  definiría como una inmersión a mi inconsciente y a la memoria visual que habita en él. No podría definir mi camino en torno a una sola búsqueda ya que creo que el habitar un lugar en un tiempo determinado conlleva movimientos diferentes de la mente.

Sin embargo hay ejes que direccionan mi trabajo como: la superación de los miedos , la materia, la percepción, la fantasía, etc. En cada uno de ellos exploro lo personal, lo que me hace ser y entenderme como soy.

Si hay o no un hiloconductor en la temática de su obra plástica y escultórica, Manuela Riestra dice que  para ella “el proceso es lo más importante dentro de mi trabajo ya que es ahí donde conozco y reconozco mis intenciones.

De igual manera las texturas en sinergia de la sensibilidad a mi parecer crean formas visibles de lo que podría ser el inconsciente de quien mira y una especie de carne figurativa para el artista. Me parece que el tema al que recurro siempre tiene que ver con el la percepción y el inconsciente, con el mundo material y el como lo vemos. 

Con una obra de personajes recurrentes, objetos escultóricos fuera de su contexto para darles un resignificado, la artista afirma que inició su trabajo  como “pintora, el óleo, la acuarela y los colores pastel siempre me han dejado explorar de manera mágica el papel o la tela, sin embargo también utilizo técnicas de impresión como la serigrafía y el grabado, y también recurro a distintos materiales para crear esculturas como la cera, el barro, la plastilina, el yeso y el bronce entre otros.

Sobre sus artistas visuales preferidos, considerando su exploración del inconsciente, informa que ha “recurrido a autores que trabajan en distintos campos desde el psicoanálisis como Paul Goodman y kurt
Koffka, hasta las artes como los frotagge de Marx Ernst, la pintura surrealista de Octavio Ocampo, Salvador Dalí, Giuseppe Arcimboldo, mucho del land art y el art brut como Robert Smithson, Richard Long y los llamados Soñadores de piedras, que veían más de una realidad plasmadas en ellas como los paisajes renacentistas de Alexander Cozen.

Las abstracciones y figuraciones de Gerhard Richter, Eduardo Arroyo, Jenny Saville. Así como artistas contemporáneos con temáticas surrealistas como Jessie Makinson, Maja Ruznic, Rachel Feinstein.


Para descifrarnos es necesario un lenguaje con el que podamos entablar mejor una
relación entre lo que decidimos ver y todo aquello que lo rodea”.

Sobre su vocación como artista visual Manuela Riestra sentencia: “Creo que nacemos sensibles; Sensibles de cuerpo, sensibles de mente, sensibles de alma. La sensibilidad no quiere decir debilidad, quiere decir conexión con todo aquello que nos rodea, aquello que reconocemos en el exterior y lo asociamos con algo del interior y viceversa.

Empecé a dibujar de pequeña pero me interesé más por la música un tiempo, pero lo deje por miedo al escenario. Sin embargo nunca dejé de buscar un medio de expresión en el cual pudiera plasmar esa sensibilidad.

El dibujo para mí fue algo revelador, es como si existiera una dialéctica entre tu mano y tu mente, Yo lo llamo la creación de una biología psicológica a través de la cual podemos plasmar lo que pensamos”.

Últimas noticias