Avanza con éxito el Programa Nacional de Reconstrucción en Puebla: Irene Olea

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. En lo alto del edificio que fuese Palacio Municipal de Izúcar de Matamoros hace unas décadas, la Síndico Municipal relata a este medio el orgullo que sienten los izucarenses por sus edificios y monumentos históricos, y la felicidad de ver que se avanza en su restauración sin demora.

Beneficiados por el Programa Nacional de Reconstrucción, programa prioritario que Andrés Manuel López Obrador encargó a Román Meyer, titular de la SEDATU, los principales inmuebles municipales de valor cultural de Izúcar de Matamoros dañados por el sismo de 2017 recibieron recursos federales en 2019 y continuarán este año.

Irene Olea, quien, en su calidad de Síndico, tiene a su custodia los inmuebles del municipio, relata con entusiasmo que en Izúcar pusieron todo el ímpetu y corazón al conocer la convocatoria lanzada por la Secretaria de Cultura Federal, Alejandra Frausto, y operada por la Dirección General de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural, a cargo del arquitecto Arturo Balandrano, a quienes agradece la confianza brindada, que se ha correspondido cumpliendo los compromisos y aplicando con eficacia y eficiencia los recursos recibidos y la normativa que rige el PNR.

En la primera emisión se ejecutaron 6 acciones que sumaron un monto de 11.7 mdp. Para 2020 se harán 5 segundas etapas y 7 nuevas acciones con recursos federales autorizados por 19.5 mdp.

“Es un esfuerzo sin precedentes, comenta la síndico, por tratarse de múltiples trabajos que deberán ser ejecutados simultáneamente por el municipio y supervisados por el INAH Puebla, a cargo de Manuel Villarruel, para lo que también se extenderá una invitación de acompañamiento a Diego Prieto, Director General del INAH”.

Olea Torres señala que se trabajó en coordinación estrecha con el Gobierno de Puebla, a través de la Secretaría de Planeación y Finanzas, para poder suscribir el convenio con la federación y lograr la transferencia de los recursos en tiempo y forma al municipio, como responsable de ejecutar las acciones convenidas.

La apuesta es alta: “recuperar la vocación cultural de Izúcar y convertirlo en un destino turístico a partir de la restauración de su patrimonio cultural, poniéndolo al servicio y bienestar de su población, así como para el goce de sus visitantes. En pocas palabras, un éxito más de la cuarta transformación que avanza y no se detiene”, dice la síndico.

Todo un proyecto autosustentable que detonará en acciones de profundo y sólido impacto económico en la región para el beneficio de las familias izucarenses y de los municipios cercanos, además de la necesaria identidad histórica y cultural de un pueblo lleno de lucha y participación directa de las 3 grandes transformaciones de la patria.

Ya se trabaja en el corredor turístico Matzaco-San Carlos y en el rescate de la Antigua Hacienda de San Nicolás Tolentino, comenta la también co-responsable de este proyecto del que fuera el ingenio azucarero más grande y representativo de Puebla, con un hermoso acueducto de piedra de más de un kilómetro.

Agrega la síndico que se proyecta la edificación del Museo Cuna del Ejército Mexicano en la Casa Colorada, dedicado a Mariano Matamoros y al importante papel de Izúcar en la Guerra de Independencia, gracias al fraternal y decidido apoyo del Gobernador de Puebla, Luis Miguel Barbosa.

Para concluir, Irene Olea agradece al Presidente de México la existencia del Programa Nacional de Reconstrucción, que le está devolviendo la esperanza a su pueblo, e invita a los ciudadanos izucarenses a mantener el buen estado de ánimo y la fuerza del espíritu insurgente que los caracteriza y que ha prevalecido frente a la pandemia. Agradece a toda la población y reitera su compromiso de continuar en la lucha, invitándolos a seguir cuidándose y protegiendo lo más preciado, que es la salud y la familia.

 

 

 

 

 

 

 

 

Últimas noticias