'La Catrina' dedica sus versos a médicos y enfermeras que combaten al Covid-19

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El personaje de La Catrina, creado por José Guadalupe Posada (1852-1913), figura central del mural Sueño de una tarde dominical en la Alameda, realizado por Diego Rivera (1886-1957), adquiere este año cuerpo y voz gracias a la actriz Julieta Egurrola y los siempre renovados versos del creador escénico Erando González, que en esta ocasión están especialmente dedicados al personal médico que trabaja en la primera línea de combate contra el nuevo coronavirus.

La Catrina comenzó su andar entre los vivos hace unos 25 años, a partir de un homenaje que el artista plástico Humberto Spíndola rindió a Diego Rivera y a dicho mural, al confeccionar con papel de china todo el vestuario del personaje, interpretado por primera vez por Eugenia Ogarrio.

La Catrina es un breve monólogo escrito en versos octosílabos. Como figura popular mexicana, en distintos años y representada por diversas actrices, se ha escapadodel mural Sueño de una tarde dominical... para aparecer durante la celebración del Día de Muertos y recorrer varios foros de la Ciudad de México o distintas entidades del país y el extranjero.

Este 2020, debido a la contingencia sanitaria, La Catrina encontró en el espacio virtual un lugar para decir sus versos: un video que con producción de Zorro Rojo Films, dirección de Claudia Silki y maquillaje de Marisela Estrada, se puede ver de manera gratuita en YouTube.

En charla con La Jornada, Julieta Egurrola y Erando González conversan por separado sobre la propuesta artística y la gratitud y reconocimiento que debemos al personal de salud en México, quienes, por encima de la precariedad de condiciones en las que trabajan, siguen laborando.

En el país, lamenta Egurrola, se han ido acumulando los muertos, nuestros muertos. En comparación con otras naciones, es en México donde el personal involucrado en servicios de salud tiene más fallecidos. Además, aquí se les agrede mucho. Somos el país que registra más muertos en el mismo sector salud. Un dato muy doloroso.

Sin embargo, en los versos de La Catrina, agrega Egurrola, es ella, como encarnación de la muerte, quien dice: ¡Que vivan!, que vivan los médicos.

“Es La Catrina quien dice:

Y en este tiempo, duro cual
ninguno,
decir es necesario y oportuno…
“Que en esta tierra donde el
barro canta
y el aire azul navegan los volcanes,
donde juega el azúcar a hacer
panes,
un incendio de flores se levanta,
y un mar de corazones se
agiganta
para gritar un estruendoso: ¡Viva!
¡Viva el doctor! ¡Y la doctora!
¡Viva!

“Junto a los enfermeros y
enfermeras,
que hoy son los héroes de la
patria entera
con nuestra gratitud superlativa.

“Los de limpieza, las afanadoras,
discretos magos de 24 horas,
camilleros, chofer,
ambulancistas,
de voluntad tenaz y de alma amiga;
los vigilantes, las intensivistas
vencedoras del miedo y la fatiga.

“Médicos nobles, lúcidas doctoras
enteras van y dedicados vienen
y tras la bata y la careta tienen
ojos de luz y manos salvadoras.

“Trajinan de bajada y de subida
prodigando salud y buena suerte,
porque no están en lucha con la
muerte
sino en dulce noviazgo con la
vida.”

Para la actriz Julieta Egurrola, es otra vez momento de dar las gracias y reconocer el trabajo de todos ellos, pues no podemos dejar de ver las precarias condiciones en las que siguen laborando todos los trabajadores del sector de salud público, al margen de que esas lamentables condiciones no sean de ahora.

Para el autor de los versos, Erando González, “La Catrina es feminista y comprometida socialmente. Donde vaya siempre dice que las mujeres están sembrando su futuro”.

En cada lugar y año en el que ha aparecido, dice González, La Catrina dedica distintos versos a las situaciones o circunstancias que se viven en ese momento.

González reconoce el trabajo del artista plástico Humberto Spíndola,quien confeccionó el vestuario de La Catrina con papel de china. Es una réplica exacta de la figura que aparece en el mural.

Desde hace 25 años, destaca el creador escénico, La Catrina del maestro Spíndola aparece en temporada de Día de Muertos, para dirigirse a todos los mexicanos y ha dado la vuelta por distintas ciudades de la República Mexicana, además de visitar Buenos Aires, Londres, Bilbao, París y la Feria Mundial de Hannover, entre otros sitios del mundo.

Además del reconocimiento y agradecimiento que debemos a los médicos, otro tema importante, pondera el autor, es cuando La Catrina hace énfasis en que nuestros ausentes permanecen en nuestro corazón. Dice:

“De aquí parte el amante
y se queda al mismo tiempo.
De aquí se va sin partir
y está cerca estando lejos.

“Porque derrotan al tiempo,
los amores más felices
y regresan de la muerte
por esta puerta invisible.

“Sabemos que el ser amado,
prendido a tal sentimiento,
siendo en lo demás ausencia
lo sentimos en el cuerpo.”

Hemos tenido más de 7 mil vistas en dos días, concluye el creador escénico Erando González. El video de La Catrina se podrá apreciar durante noviembre en https://www.youtube.com/watch?v=Oxbs-R0_3es&feature=youtu.be.

Últimas noticias