Reabren hoy Machu Picchu tras cierre por pandemia

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Machu Picchu, Perú. La ciudadela inca de Machu Picchu comenzó este lunes a recibir turistas, tras haber estado desde marzo desierta, tal como permaneció durante unos cuatro siglos hasta que fue "descubierta" por el explorador estadounidense Hiram Bingham, en 1911.

Los primeros turistas en casi ocho meses que ingresaron a la ciudadela de piedra fueron dos parejas, una francesa y otra chilena, al día siguiente de que fuera reabierta con una ceremonia ritual inca.

"Estamos muy contentos de estar hoy en Machu Picchu", declaró a la AFP Véronique, una francesa a quien la pandemia sorprendió en marzo en Perú con su marido y sus dos hijos pequeños.

Machu Picchu, Perú. 3 de noviembre de 2020. La ciudadela inca de Machu Picchu comenzó a recibir turistas, tras haber estado desierta desde marzo, debido a la pandemia de Covid-19, tal como permaneció durante unos cuatro siglos hasta que fue "descubierta" por el explorador estadunidense Hiram Bingham, en 1911. El ingreso al recinto, construido en la cima de una montaña por el emperador inca Pachacútec en el siglo XV, se encuentra limitado y es gratuito. En la entrada todos deben pasar por un control de temperatura. A pesar de la neblina presente, los visitantes pudieron ver desde lo alto las magníficas edificaciones y recorrer sus famosos monumentos, como la Roca Sagrada y el reloj solar o 'Intihuatana'.

 

Esta familia quedó varada por el coronavirus en el país andino, que tiene la mayor tasa de mortalidad proporcionalmente a su población, y que por meses vivió un severo confinamiento.

Pero este tiempo han sido "vacaciones" para los niños, contó Véronique. Volverán a Francia el próximo año.

Antes "vamos a continuar el viaje posiblemente por América Central", dijo Arnaud, quien, como su mujer, no quiso revelar su apellido.

Como antes de la pandemia, los buses con turistas volvieron a llegar este lunes cada 15 minutos desde Machu Picchu Pueblo, la aldea más próxima a la mítica ciudadela inca.

"Fue una sorpresa ver que efectivamente éramos los primeros turistas internacionales en entrar a esta complejo", dijo a la AFP el chileno Juan José García, de 34 años.

"Me siento afortunada de poder estar aquí sin gente", declaró su esposa, Victoria Morán, en alusión a que antes veces entraban 3.000 visitantes en un día. La pareja chilena vive en Lima desde marzo.

Como los franceses, estos chilenos pensaban visitar Machu Picchu en marzo, pero debieron esperar hasta noviembre.

Acceso gratuito

Los hoteles de Machu Picchu Pueblo, una aldea que antes se llamaba Aguas Calientes, comenzaron a reabrir el domingo, pero muchos siguen cerrados.

Ya reabrió el único hotel que existe en la cima de la montaña, a 50 metros de la entrada de la ciudadela. Es el Santuary Lodge, donde una habitación vale 1.400 dólares, y recibirá a sus primeros huéspedes este martes después de casi ocho meses.

Antes había que reservar con uno o dos años de anticipación, contó su gerente, Michael Leitao.

Los meseros del restaurante de este exclusivo hotel de Machu Picchu dieron el domingo una cálida bienvenida al equipo de la AFP, pues se trataba de los primeros huéspedes que atendían en casi ocho meses.

El ingreso a la ciudadela es ahora sumamente controlado, aunque temporalmente gratuito.

En la entrada todos deben pasar por un control de temperatura, tanto guardaparques como visitantes, que en este primer día eran en su mayoría peruanos.

 

"¿Lo creería alguien?"

Este lunes los primeros visitantes iniciaron su caminata en medio de la niebla por los senderos de la ciudadela, construida en la cima de una montaña por el emperador inca Pachacútec, en el siglo XV.

La niebla comenzó a disiparse un par de horas después y por fin pudieron ver desde lo alto las magníficas edificaciones y recorrer sus famosos monumentos, como la Roca Sagrada y el reloj solar o 'Intihuatana'.

La niebla que cubre regularmente estas montañas y la exuberante vegetación ayudaron a que la ciudadela estuviera oculta por cuatro siglos, hasta que fue "descubierta" por Bingham, el 24 de julio de 1911.

Por conversaciones con lugareños este profesor de la Universidad de Yale se enteró de que existía algo en esta zona, pero jamás pensó que sería tan grandioso. Organizó una expedición y subió la montaña guiado por un niño.

"Apenas podía creer a mis ojos mientras examinaba los grandes bloques [de rocas] de la hilera inferior y calculaba que debían pesar de diez a quince toneladas cada uno. ¿Creería alguien lo que yo había descubierto", escribió Bingham décadas después en su libro "La ciudad perdida de los incas".

"Alturas de Macchu Picchu"

Así como Bingham (1875-1956) fue el descubridor arqueológico de la ciudadela de piedra, los historiadores afirman que fue el chileno Pablo Neruda (1904-1973) su "descubridor poético".

La reapertura de la ciudadela coincidió con el 75 aniversario del poema "Alturas de Macchu Picchu" de Neruda, que ayudó a darle difusión planetaria a esta maravilla del mundo moderno en una época en que no existía la televisión, internet ni redes sociales.

Neruda subió a lomo de mula en 1943 a la ciudadela, tres años antes de que abriera al turismo. Y entre septiembre y diciembre de 1945 escribió su famoso poema, en el que resalta al olvidado "hermano" indígena que la construyó: "Yo vengo a hablar por vuestra boca muerta".

"Contadme todo, cadena a cadena, eslabón a eslabón, y paso a paso, afilad los cuchillos que guardasteis, ponedlos en mi pecho y en mi mano", escribió Neruda, quien ganó el premio Nobel de Literatura en 1971.

Últimas noticias