Ideas de Artaud detonan una reflexión sobre la teatralidad y la pandemia

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La Máquina de Teatro, compañía dirigida por Clarissa Malheiros y Juliana Faesler, junto con Teatro UNAM, retoma una conferencia que impartió el poeta y dramaturgo francés Antonin Artaud en la Sorbona en 1933, para crear Teatralidades epidémicas: Antonin Artaud, el teatro y la peste, que es transmitida en Facebook y el canal de YouTube de Teatro UNAM.

La disertación El teatro y la peste, que ofreció el también actor en la universidad parisina, después fue incluida en El teatro y su doble (1938), libro icónico que ha inspirado buena parte del pensamiento teatral desde la segunda mitad del siglo XX.

El año pasado, La Máquina del Teatro realizó una temporada de Artaud: ¿cuánto pesa una nube?, de la serie Encarnaciones filosóficas, en el teatro Santa Catarina, de la Universidad Nacional Autónoma de México. Ahora, la compañía ha creado un nuevo producto de transmedia; es decir, una historia contada a través de distintas plataformas de comunicación.

Malheiros, en entrevista con La Jornada, expresa: Nos pusimos a reflexionar qué es la teatralidad en la epidemia; cómo seguir con nuestros procesos creativos sin hacer un teatro grabado. Entonces, hicimos un nuevo producto generado a partir, digamos, de la misma metodología con la que creamos nuestras obras. Siempre improvisamos, buscamos, intentamos entre los actores, la dirección y, evidentemente, nuestro espacio de creación, para generar una experiencia en que las imágenes, lo que fue grabado, lo que será mostrado, nace del mismo salón de ensayos, nuestra cocina teatrera, donde están embodegadas nuestras producciones que se encuentran en movimiento. Nuestra propuesta es provocar a partir de este texto de Artaud.

La peste como ente espiritual

Para Malheiros, El teatro y la peste es un texto de relevancia ensordecedora, porque habla justo de la epidemia y la actuación: Hace una correlación entre el actor, la actriz y, digamos, el enfermo, el contaminado. En ello, Artaud hace, como siempre, una crítica respecto a qué genera la peste. Tiene algo fantástico para el momento presente, ya que propone que la epidemia es una entidad espiritual que no sólo es transmitida por el contacto directo. Allí hay muchos paralelismos con la realidad que vivimos, porque, enfermos o no, todos estamos afectados.

El texto nos habla de la crueldad común entre la peste y el teatro. Revela el lado oscuro de las acciones humanas y la gratuidad con que marchamos hacia la aniquilación. Vivimos tiempos crueles, somos testigos de la destrucción de los recursos que sostienen la propia vida humana, de nuestra relación tóxica con la naturaleza, somos insensibles frente al sufrimiento de los animales. Por más que se diga que el enemigo es un virus invisible, misterioso, de Oriente, el enemigo está entre nosotros. Las palabras e ideas de Artaud resuenan con fuerza y contundencia. Por mero atrevimiento nos adentramos en su laberinto.

La idea era dialogar en torno a una experiencia que nos parece relevante en este momento por medio de este texto: Todo es creado a partir de la experiencia teatral, no a partir de un videoasta o un cineasta. Es una mirada desde la metodología teatral de creación, desde un espacio de ensayo, desde elementos teatrales y también desde la encarnación del personaje.

El montaje se transmitió el viernes pasado y tendrá más presentaciones el 18 y 25 de septiembre a las 19 horas.

La función dura 26 minutos. A su término, Malheiros conversará con una personalidad invitada. El 18 lo hará con Enrique Flores, del Instituto de Investigaciones Filológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, y el 25 con la historiadora del arte Didanwy Kent.

Para mayor información se puede consultar la página www.teatrounam.com.mx.

Últimas noticias