Realizan ciclo Combinatorias, diálogos de la red de centros de las artes

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El ciclo Combinatorias, diálogos de la red de centros de las artes, se realizó el martes 8 en forma digital, con la conversación Proyectos culturales en centros de reinserción social. Para ello se contó con la participación del Centro de las Artes de San Agustín (CaSa), en San Agustín Etla, Oaxaca; el Centro de Formación, Producción e Investigación Gráfica “Museograbado”, ubicado en el Museo de Arte Abstracto Manuel Felguérez, en Zacatecas; el Centro de las Artes de San Luis Potosí Centenario y el Centro de las Artes de Querétaro.

Daniel Brena, director de CaSa, dijo que “frecuentemente nuestra tarea es vincular acciones que ya se vienen generando. Un antecedente directo del trabajo que ahora se realiza comienza con el artista Francisco Toledo (1940-2019), quien a mediados de los años 70 del siglo pasado apoya la iniciativa de fundar una biblioteca en el Centro Penitenciario Santa María Ixcotel –ahora lleva su nombre”.

“A esto siguió una serie de talleres que se daban de manera frecuente a partir de 2017 cuando ingresó al penal un joven grabador que trabajó para crear un taller apoyado también por amigos artistas. Decidieron llamar al taller Siqueiros por un anécdota de 1932, en que el muralista fue encerrado en el Palacio de Lecumberri. Logró conseguir herramientas con que hacer grabados que por medio de su pareja enviaba a la calle para recaudar dinero”, comentó.

“Uno de los primeros proyectos desarrollados fue una lotería justo con palabras e imágenes que tienen que ver con la cárcel. La lotería se convirtió en una exposición que se ha mostrado en diferentes partes del estado de Oaxaca y del país”, explicó.

Para Brena, estos intercambios son algo que “permea el trabajo de los artistas, las instituciones y los gestores de Oaxaca. Han hecho que la ciudad tenga una vida cultural muy dinámica y esté poblada de personas interesadas en mostrar su arte, aunque también lograr que los demás tengan acceso a los medios de producción artística”.

Tomasa Delgado Torres, integrante del Centro de Formación, Producción e Investigación Gráfica “Museogabado”, habló de Metamorfosis, proyecto realizado en el Centro de Readaptación Social Femenil, en Cieneguillas, Zacatecas. Dividido en dos partes, el curso de escritura creativa “Todos tenemos algo que contar”, y el curso de gráfica no tóxica, el proyecto tiene como objetivo primordial que las personas privadas de su libertad encuentren “un sentido,y se reconozcan después de que se hayan pasado por un proceso de transformación”.

El artista, gestor cultural y docente del Centro de las Artes de Querétaro, Rafael Oswaldo Silva Mora, compartió experiencias llevadas a cabo desde 2003 respecto a la gráfica en espacios de encierro. Específicamente, en el Centro de Reinserción Femenil San José El Alto, en donde “hemos generado una serie de intervenciones que tienen que ver con el acercamiento de algunos oficios que, en este caso en torno a la gráfica, pero también con el bordado”.

Juan Carlos Díaz Medrano, director académico del Centro de las Artes de San Luis Potosí, indicó que en el trabajo con personas privadas de su libertad, “los objetivos no son para formar netamente artistas, pero si que estas actividades formativas sean un medio para fomentar la inserción, incidir en procesos en que se reconozca la identidad, y en donde haya nuevos imaginarios sociales a partir de la colectividad”.

 

Últimas noticias