Es una pérdida difícil de calcular: Abel Prieto

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

 
Sábado 1º de agosto de 2020.Eusebio Leal Spengler representa la memoria cultural del país. Era un martiano fervoroso y lúcido, excepcional hombre de letras y gran defensor de Cuba en todas las tribunas, expresó a La Jornada Abel Prieto, presidente de la Casa de las Américas, en La Habana.

Desde la capital isleña, dijo que la muerte del historiador es un golpe muy duro y una gran pérdida difícil de calcular.

En la charla telefónica con este diario, el escritor y ex ministro de cultura de Cuba aseguró: “Eusebio representa la defensa del patrimonio; podría decir que significa mucho más que eso.

En años recientes, muy pocos intelectuales cubanos han hecho tanto por hacer visible la historia patria, los símbolos de la nación cubana, por rescatar a figuras como Carlos Manuel de Céspedes o al propio Antonio Macedo.

Abel Prieto comentó que Leal Spengler nunca vio a La Habana vieja como una ciudad-museo fría, sino como una urbe viva, habitada por su gente y sus muchas obras, como escuelas, asilos y talleres para jóvenes y mujeres embarazadas.

Para Cuba, sostuvo, la muerte de Eusebio Leal es una pérdida incalculable, ya que su labor social comunitaria fue extraordinaria.

El historiador no sólo se movía en los ámbitos de la literatura histórica, sino también en el campo de la reparación material y espiritual de las ciudades, por lo que Prieto indicó que la gran enseñanza que heredó a los cubanos es la comprensión de que el patrimonio no es algo que está en los museos o que debe mirarse con ojos arqueológicos, sino que es algo que acompaña y nutre día a día.

Añadió que el mayor legado de Leal “tiene que ver con aprender a vivir y convivir con el patrimonio. Nos tiene que acompañar en la tarea de labrar el presente y el futuro. Es muy importante nutrirse del patrimonio material e inmaterial, porque este mundo de hoy apues-ta por la amnesia, por una visión del pasado distorsionada.

“Existe una gran batalla por recuperar la memoria en los lugares donde se ha perdido y difuminado; la industria cultural hegemónica ha hecho mucho por dañar la memoria, y eso Eusebio lo tuvo siempre muy claro, por eso hacía tanto énfasis en convertir los museos en escuelas, en llegar a los niños con el mensaje de la memoria del país, de la nación y de nuestra América.

Aunque fue un gran patriota no tuvo que ver con un chovinista; era como Martí, como Fidel, esa tesis tremenda de Martí, Patria es humanidad, estuvo siempre en la obra y en el pensamiento de Eusebio.

Abel Prieto comentó que debido a la situación de la pandemia en La Habana, por el momento, Casa de las Américas no puede planear nada para honrar la memoria de Eusebio Leal, ya que los actos públicos están muy limitados.

En otras circunstancias se podrá pensar en algo. Eusebio es uno de los ángeles guardianes de la cultura nacional, en la cual está nuestra Casa de las Américas y tenemos siempre que reverenciar.

 
 

Últimas noticias