‘Com' VIDA 20’ busca “restaurar los lazos rotos” por la pandemia

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Nada detiene a las ideas, a la creatividad ni al arte, es la premisa de la exposición virtual Com' VIDA 20, que reúne en el ámbito digital las más recientes propuestas de 25 pintores y escultores latinoamericanos con el propósito de ayudar a “restaurar los lazos rotos” por la pandemia del Covid-19.

El muralista Polo Castellanos es el único representante mexicano en esta iniciativa cultural, artística y social, que se encuentra disponible desde el pasado 30 de junio y hasta el 30 de julio en la plataforma de Youtube (https://www.youtube.com/channel/UC1QoHr9WaZgxyFO3ZQFzf1Q).

La idea nació en Brasil, pero muy pronto se extendió a Bolivia, Argentina y México, como respuesta y contrapeso al confinamiento social provocado por la emergencia sanitaria mundial.

De acuerdo con sus organizadores, las redes sociales asumen en este momento de crisis “un papel de liderazgo en la comunicación y en la difusión de ideas que trastocan las prácticas culturales, y con las artes no podría ser diferente, ya que son una matriz histórica para el desarrollo del conocimiento humano”.

Consideran que en este escenario de pandemia que amenaza a la humanidad exige acciones urgentes de confrontación y de creatividad para contribuir a la misión de encontrar soluciones adecuadas.

Al respecto, Polo Castellanos destaca que los artistas han estado siempre a la vanguardia para responder ante las emergencias y los temas importantes para la humanidad, y que la actual situación provocada por el nuevo coronavirus no es la excepción.

“No necesitamos que vengan a darnos plataformas ni otras cosas que no son incluyentes, sino que estamos ejerciendo el papel y la función que nos corresponde como artistas dentro de nuestras sociedades; en el caso de esta exposición, seguir creando y construyendo en América Latina y otras regiones”.

Según el también activista, Com' VIDA 20 va más allá de reunir sólo pinturas y esculturas para el deleite y el placer del espectador, al procurar restablecer los lazos rotos por la pandemia y convertir a los artistas en enlaces entre los individuos y las sociedades.

“Se trata de construir redes con otros países y no quitar el dedo del renglón de la hermandad desde el arte, algo que hemos hecho desde hace mucho tiempo en la comunidad artística”, indica en entrevista.

La participación de Polo Castellanos en esta muestra consiste en la exhibición en video de cinco de sus obras más recientes, tanto en caballete como murales, creadas todas durante el confinamiento, además de su intervención en un conversatorio sobre las rutas del muralismo colectivo.

En específico, el autor ha compartido su experiencia dentro del proyecto Mujeres en espiral, que coordinó durante cinco años en la prisión femenil de Santa Martha Acatitla y consistió en la elaboración de murales colectivos al lado de las reclusas.

A su decir, lo importante de esta exposición es que “permite que los artistas sigamos trabajando y lo hagamos para la comunidad y los públicos, adaptando las tecnologías que tenemos”.

Se ha tratado, agregó, de “aprender que disponemos de otras rutas de construcción y difusión que llegaron para quedarse, independientemente de las tradicionales con las que ya contábamos”.

 

Últimas noticias