INAH y Texcoco denuncian afectaciones en Baños de Nezahualcóyotl

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Texcoco, Méx. El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) inició una denuncia por el daño causado al acueducto, ubicado en el paraje Caño Quebrado, el cual forma parte de la zona arqueológica conocida como Los Baños de Nezahualcóyotl del cerro del Tetzcotzinco, donde el Rey Poeta instaló el jardín botánico más importante de América Latina en su tiempo y que en 2002 fue declarado por el gobierno de México zona de monumentos arqueológicos.

Hasta el momento, las autoridades han afirmado que el daño fue causado el pasado 15 de julio presuntamente por vecinos del lugar que intentaban abrir un camino en pleno cerro o pretendían edificar alguna construcción, por lo que utilizaron maquinaria pesada y quebraron unos 20 metros del acueducto.

En el sitio no se observan las rocas del acueducto que quebraron, que en esa zona se mantenía en buenas condiciones, por lo que se supone que se las llevaron.

La delegación estado de México del INAH informó que expertos del instituto acudieron al lugar para realizar el dictamen de daños y las diligencias pertinentes en coordinación con personal del ayuntamiento de Texcoco.

El gobierno municipal señaló que luego de conocer sobre los daños causados al acueducto se emprendió una investigación e instruyó a la dirección de Desarrollo Urbano a acudir al lugar y realizar la clausura de la obra que se había iniciado.

Las autoridades no han autorizado, ni autorizarán permisos para realizar trabajos en esta zona; ante ello, se clausuró esta obra.

La presidenta municipal de Texcoco, Sandra Luz Falcón Venegas, condenó la acción y afirmó que ya existe una denuncia ante el INAH y la fiscalía con número FED/MEX/TEX/0002971/2020, autoridades que se encargarán de investigar y determinar la sanción a él o los responsables de la destrucción del acueducto.

Estamos investigando quién causó los daños. Personal del INAH ya vino a hacer el dictamen y emitirá un veredicto para ver cómo podemos restaurarlo, expresó.

Manifestó que instruyó a la dirección de cultura del ayuntamiento de Texcoco y al cuerpo jurídico y de Desarrollo Urbano, para que, con apoyo de un equipo de arqueólogos, se valoren los daños y se investigue la forma de repararlos en la medida de lo posible, para recuperar este sitio de gran importancia turística y cultural.

La zona arqueológica de Tetzcotzinco (Pequeño Texcoco), conocido también como Los Baños de Nezahualcóyotl, se localiza junto a los poblados de San Nicolás Tlaminca y San Dieguito Xochimanca.

Este sitio fue el lugar predilecto de descanso de Nezahualcóyotl. La obra es muestra de que el Rey Poeta fue también un hábil ingeniero conocedor del principal referente al equilibrio de los líquidos en sistemas de vasos comunicantes.

Además del acueducto, en el cerro también se encuentran varias plataformas, en una de las cuales resalta una gran tina o pequeña alberca circular donde se bañaba el monarca con sus concubinas, según versión del historiador novohispano Francisco López de Gómara.

El agua fluía hasta las tinas a través de una red de pequeños canales, principalmente labrados en la roca.

Los pueblos de la montaña de Texcoco, que congrega al menos 15 organizaciones defensoras de la zona, exigió a las autoridades agilizar la investigación y castigar a los responsables de la destrucción de ese patrimonio histórico.

Últimas noticias