Dejará teatro Jiménez Rueda de ser administrado por el Inbal

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Miércoles 24 de junio de 2020. La Secretaría de Cultura federal (SC) informó que, por decisión del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), luego de 56 años el teatro Julio Jiménez Rueda dejará de ser administrado por el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal).

En un comunicado, las dependencias culturales confirmaron que ya se iniciaron los trabajos para el retiro de equipos y mobiliario del recinto, que se ubica en un inmueble del Issste, ante cuya resolución el Inbal carece de herramientas jurídicas para oponerse, señaló el subdirector general de administración de esa instancia, Pedro Fuentes Burgos.

Todo indica que el teatro será demolido y se desconoce si el terreno ya fue vendido o existe algún proyecto de inversión para el lugar, añadió el funcionario.

La noticia sorprendió a la comunidad teatral que, desde el cierre del recinto en 2017 debido a los daños que sufrió un edificio aledaño, ha demandado su reapertura.

Estamos seguros de que nadie ha informado al presidente Andrés Manuel López Obrador de que perdemos un recinto cultural, expresaron a La Jornada voceros del colectivo Ni un Teatro Menos, integrado por actores, directores y trabajadores escénicos, quienes llevan meses solicitando que se informe con claridad cuál será el destino del predio.

También exigen que se considere un proyecto en una superficie similar a la actual, para albergar un espacio escénico (teatro-auditorio) compatible con cualquier proyecto comercial, pero que mantenga el nombre de Julio Jiménez Rueda, honrando así a la que fuera sede del teatro escolar desde 1965.

La copropiedad era un obstáculo para que el Issste pudiera enajenar el recinto. Hace un año se intensificó la controversia entre las autoridades de esa dependencia, la SC federal y el Inbal, porque revocaron un convenio de colaboración que firmaron el 4 de junio de 2018, por medio del cual se tenía prevista la construcción de un nuevo espacio escénico ubicado en el mismo lugar: Avenida de la República número 154, colonia Tabacalera.

Fuentes Burgos explicó a este diario que las primeras pláticas con el Issste iban muy bien; de hecho, ya se había hablado con los trabajadores del teatro para hacer mejoras. Sin embargo, el año pasado el instituto presentó una postura diferente: argumentó que el teatro era de su propiedad y que tenían todas las facultades para determinar su destino. Nosotros hicimos un alegato frente a la Consejería Jurídica del gobierno federal, el cual finalmente no prosperó. Nos dijeron que el instituto de salud podía venderlo.

Después, otro de los argumentos del Issste fue que necesitan obtener recursos económicos para destinar a insumos médicos. Nosotros no podríamos esgrimir ese argumento como razón, porque nosotros nos dedicamos a la cultura. Lo que vemos es una gran pérdida, porque estamos muy conscientes de la valía para el teatro en México de ese lugar, reiteró Fuentes.

El funcionario también rechazó que se haya ocultado la información sobre el proyecto. Sostuvo que desde hace semanas se conocía la noticia, pues el Issste publicó la decisión de su órgano de gobierno para enajenar todos estos inmuebles.

Informó que el equipo teatral se está llevando para su resguardo al Centro Cultural del Bosque (CCB): una parte se va a utilizar en los teatros del propio centro y otra en el Isabela Corona, del Instituto Mexicano del Seguro Social, instancia con la que el Inbal firmará un convenio para encargarse de la programación y enviar a los trabajadores que salen del Julio Jiménez Rueda.

Fuentes Burgos no descartó que algo más pueda suceder de aquí a agosto, sobre todo con esta incertidumbre y este rechazo de la comunidad a la venta, ya que no se ha hecho la entrega.

El temblor que ocurrió este martes, si bien no afectó al teatro Julio Jiménez Rueda, lo pone en riesgo por el edificio que está recargado en él, concluyó el funcionario del Inbal.

La actriz Luisa Huertas, quien forma parte del grupo de creadores escénicos que han manifestado su inconformidad, aseveró que hace un par de meses, en medio de la pandemia y el confinamiento sanitario, se publicó una información en la que se apunta que “a propuesta del líder sindical que encabeza la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), Joel Ayala, las autoridades integrantes del órgano superior del Issste avalaron enajenar la antigua sede de ese instituto y el teatro Julio Jiménez Rueda para que los recursos obtenidos permitan reforzar la plantilla de los trabajadores, así como dar mantenimiento, construir nuevos quirófanos y reforzar laboratorios con tecnología de punta.

“De esa información muy pocas personas se enteraron. Hace dos meses nos traían mareados con la cuestión de la pandemia y nos decían que no saliéramos de nuestras casas. A muchos se nos fue esa información, pero no creemos que a la SC y al Inbal se les haya pasado.

Es un atropello para los artistas. Demandamos que se cumpla el convenio del 14 de junio de 2018. ¿Cómo es que ahora se firma un convenio para dejar sin efecto el otro?, cuestionó la actriz.

El desmantelamiento del teatro Julio Jiménez Rueda es llevado a cabo por el personal de la planta técnica de ese foro. Hay testimonios de que trabajan sin las condiciones sanitarias adecuadas como la sana distancia y uso de cubrebocas.

Últimas noticias