Realizan ‘Primera jornada literaria virtual’ en Bunko Roma-Condesa

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Es mentira que la juventud mexicana no lea, afirma Tania Fragoso, coordinadora del Bunko Roma-Condesa, que este sábado celebrará su segundo año de operaciones con la Primera Jornada Literaria Virtual.

“Existe el mito de que los adolescentes y jóvenes no están leyendo, pero sí lo hacen, leen en línea, y eso es bastante importante. Se les estigmatiza porque se pasan gran parte del tiempo en su teléfono celular, pero también lo usan para leer, a través de algunas aplicaciones y dinámicas de fans de ciertos autores o temas”.

Tal fenómeno será el eje de dicha jornada literaria, organizada por IBBY México a través del Bunko Roma-Condesa, que es una de las 258 bibliotecas comunitarias dirigidas principalmente al público infantil creadas en el país por aquella asociación desde su establecimiento, hace 40 años.

A efectuarse de las 10 a las 17 horas a través de la plataforma on line Twich (https://www.twitch.tv/bunkoroma/), el encuentro tendrá como tema “Desarrollo de comunidades lectoras en la biblioteca y las redes sociales” y su propósito es celebrar el gusto por la lectura.

Estará conformado por narraciones, lecturas, música y mesas de diálogo en las que participarán mediadores de lectura, booktubers y autores, los cuales hablarán sobre cómo las redes sociales y los formatos digitales han despertado el interés por la lectura en el país, principalmente entre la población juvenil.

Entre los participantes figuran los escritores Antonio Malpica, Martha Riva Palacio Obón, Jaime Alfonso Sandoval y Eugenio Tisselli, quienes conversarán sobre las dinámicas virtuales y la importancia de fortalecer a través de ellas las comunidades lectoras.

En entrevista , Tania Fragoso explica que el programa de los Bunkos tiene 39 años y que fue creado por IBBY México y otras instancias privadas con el propósito de crear comunidades lectoras en espacios de difícil acceso a la cultura y los libros.

El denominado Roma-Condesa --ubicado en la calle de Orizaba 37, en un inmueble cedido en comodato por la iglesia de los jesuitas de La Sagrada Familia-- es un caso singular dentro de ese proyecto, explica la promotora cultural, no sólo porque depende totalmente de IBBY. Los otros, precisa, fueron abiertos por esa instancia y luego de dos años los dejó en manos de las propias comunidades.

También se caracteriza, detalla, porque fue concebido no propiamente para los habitantes de la zona, una de las más privilegiadas de la capital mexicana, sino para la población fluctuante que allí trabaja u ofrece sus servicios. El objetivo, destaca, es crear una comunidad plural.

Afirma que antes de que cerrara a mediados de marzo por la contingencia sanitaria, ese espacio atendía un promedio de mil personas al mes, a las que se sumaban aquellas que siguen las actividades en sus redes sociales.

Precisa que su público objetivo son los niños y jóvenes desde cero hasta 17 años, aunque también hay programas y actividades para adultos, todas ellos relacionadas con el libro y la lectura.

 

Últimas noticias