Indigna a artistas el 'triunfalismo' de funcionarias ante futuro del Fonca

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

 
Lunes 20 de abril de 2020. La secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, avivó el fin de semana la polémica en torno a la transformación del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), anunciada sin mayores detalles el viernes por la Secretaría de Cultura (SC) federal al dar a conocer la extinción de los fideicomisos que administra.

Sandoval escribió en su cuenta de Twitter: “Serénense, artistas. 1) Es un hecho histórico que Salinas creó el Fonca en marzo de 1989 para mitigar las críticas al fraude electoral. 2) Pero ‘origen no es destino’, y por supuesto que reconozco la gran valía de la comunidad artística. 3) Hoy la SC tiene rango secretarial y debe funcionar a plenitud en favor del interés público, en lugar de depender de contratos privados (fideicomisos) para operar. 4) El cambio no implica reducción o suspensión de los apoyos actuales a artistas. Flaco favor hacen a la cultura quienes añoran las formas del pasado”.

Integrantes de la comunidad artística y cultural de inmediato calificaron de desafortunado ese nuevo mensaje de la funcionaria, quien horas antes había lanzado: Se acabó el Fonca salinista, nacido para controlar a los rebeldes y premiar a los compadres. Nace un nuevo sistema de apoyo transparente a todos los creadores del país. Jamás estuvieron en riesgo los recursos para la cultura. El golpeteo fue mero oportunismo.

No habrá perdón ni olvido

El crítico de arte Cuauhtémoc Medina, curador en jefe del Museo Universitario de Arte Contemporáneo y de la Bienal de Shanghái, le respondió: “Esto me avergüenza. Decenios de lucha para entronizar la celebración del servilismo. La izquierda vestida de falsificación histórica. Resentimiento y caudillismo alzado sobre un relato manipulado a conveniencia. Si nos queda dignidad, guardemos la imagen y grabemos nuestro repudio.

“Usted, señora, miente: han quitado autonomía y los fondos de una institución que era funcional, y para hacerlo criminalizan al sector cultural. El rango ministerial sólo ha ayudado a cortar presupuestos y hacer perder la autonomía del campo artístico. No habrá perdón ni olvido.

“Aviso a los ‘intelectuales orgánicos’: la demolición de las instituciones de cultura y ciencia de la 4T no será perdonada. Tampoco el silencio cómplice. Nos toca a todos defender el financiamiento, autonomía y libertad de la producción cultural del país. No somos siervos.

Las secretarias de la vergüenza (dirigiéndose a Sandoval y a la titular de la SC, Alejandra Frausto): falaces, serviles, irrespetuosas y oscurantistas. Acompañan con su mexicanidad estereotipada la transformación de una institución capaz de resistencia en una dependencia más del capricho ministerial. Estamos ante una gestión podrida y demagógica.

La poeta Tedi López-Mills, en su cuenta de Facebook dijo: “Frente al triunfalismo de Irma Eréndira Sandoval, su ‘serénense, artistas’, luego de acusarlos de compadrazgo, ¿qué ganó exactamente la SC? ¿Qué quedará en lugar del Fonca? Se agradecería una explicación detallada y clara de Alejandra Frausto”.

El grupo teatral Vaca 35, en su cuenta de Twitter expresó: Serenos estamos y más claros que nunca, pero si vamos a comenzar con orígenes es innegable que López Obrador militó en el PRI. ¿Eso quiere decir algo también? Y en esa lógica, las políticas de control de los recursos y la desaparición de las instituciones suenan familiares. El Fonca y la comunidad artística luchó siempre por tener reglas de operación claras, por repartir el dinero bajo convocatoria, por juntar jurados sin paga para deliberar y firmar actas públicas con su decisión.

En esa misma red, la cineasta Natalia Beristáin opinó: ¿Serénense, artistas? ¿Qué servidora pública que se respete se atreve a hablarle así a una de las comunidades que más han dado a este país? La virulencia y maltrato de su tuit es inaceptable, servidora. Renuncie si algún valor le da al puesto que ocupa.

El escritor Emiliano Monge opinó: “Por cada López-Gatell hay varias Eréndiras Sandoval. Por cada funcionaria serena y brillante, hay varios servidores públicos en pie de guerra y con ideas poco claras. Cuando tu poder da para blindar a los Bartlett y atacar gratuitamente a un colectivo entero, tu ‘rebeldía’ es fascismo”.

La actriz Karina Gidi expresó: “Qué vergonzosa, además de reduccionista, su visión, señora secretaria. Entonces se trata del apellido de la institución. Está maldito porque no nació en la 4T. ¡Cuánta ignorancia! Y en cuanto al timing, qué insensibilidad”.

El actor Joaquín Cosío comentó: Reducir al Fonca a sólo becas es signo de incompetencia. El Fonca no son sólo becas, no es sólo dinero. La sociedad es el Fonca; no sólo perderá dinero, perderá libertad de expresión. Perderá pensamiento crítico. Hablen ahora aquellos colegas que llamaban a la paciencia.

El editor y escritor Martín Solares apuntó: “Con el debido respeto, las reglas del Fonca no sólo han sido transparentes, sino que cualquiera puede consultarlas: son resultado de décadas de trabajo en apoyo de las artes. Ver opacidad ahí y no en la voluntad para destruir un sistema que funciona, eso sí es preocupante.

La credibilidad de los funcionarios culturales que deberían defender lo que ya funciona pende de un hilo. Esperemos que encuentren la manera de mejorar todo aquello que representaba el Fonca. Perderlo sería un retroceso enorme.

 Pequeño recordatorio

La escritora Carmen Boullosa manifestó: “Qué vergüenza la lectura de un ‘golpeteo’. Qué falta de respeto por un bien invaluable que es propiedad de todos. Qué ignorancia. Que incapacidad de entender lo que hace grande a México a los ojos del mundo. Me indigna”.

La narradora Mónica Lavín afirmó: Pequeño recordatorio, serenísima Irma Sandoval: las obras de los artistas del Fonca permanecen, los funcionarios son pasajeros.

La titular de la SC, Alejandra Frausto, en Twitter, concluyó: Agradezco a toda la comunidad cultural por el intenso y necesario debate; también a mis compañeros secretarios por encontrar el camino que garantiza el apoyo a la cultura.

El sábado, La Jornada solicitó una entrevista para conocer cómo será la transformación que se prevé para el Fonca con Marina Núñez Bespalova, subsecretaria de Desarrollo Cultural y ex encargada de despacho de ese fondo, al que llegó tras el desencuentro que la comunidad cultural tuvo el año pasado con el primer titular del organismo en tiempos de la 4T, el escritor Mario Bellatin, quien había ya planteado que habría cambios.

Núñez, al frente del Fonca, impulsó mecanismos de inclusión y transparencia en la asignación de beneficios y selección de jurados y tutores, así como un trabajo coordinado con las entidades federativas, explicó la propia SC en un boletín.

La respuesta del área de prensa a la petición de este diario fue que hoy sería factible solicitar la entrevista.

 

Últimas noticias