Museos españoles intentan respirar por Internet

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Madrid. En mitad de la hecatombe cultural a causa de la propagación del virus Covid-19, que ya ha provocado despidos de centenares de personas, además de anulaciones y aplazamientos de todo tipo de espectáculos artísticos, algunos museos españoles intentan mantenerse vivos y presentes a través de internet. Es el caso del Museo del Prado y del Centro de Arte Contemporáneo Reina Sofía, que han improvisado una serie de actividades que se harán a través del sitio web para no dejar de difundir las valiosísimas piezas que albergan sus paredes.

Madrid, en términos culturales, se ha convertido en un funeral. Los museos ya cerraron a cal y canto sus puertas para los visitantes de todo tipo, sólo pueden entrar a sus salas, al menos de momento, los trabajadores para mantener el orden el recinto. Los cines empiezan a cerrar o a despedir personas ante el vacío continuo de sus salas. Las librerías o los centros culturales donde se presentaban las novedades literarias, filosóficas o históricas han tenido que cancelar todos los actos previstos.

 

                             

 

Una situación que describe bien la situación es la decisión que adoptó el Teatro Real de cara al estreno de la joya del barroco Aquiles en Esciros, de Francesco Corselli, que se mantendrá el próximo martes, pero se hará sin público, a puerta cerrada y se transmitirá por una plataforma digital para que la vean las personas que ya tenían comprado su boleto.

A la entrada del Museo del Prado, en concreto en la llamada Puerta de Goya, custodiada precisamente por una escultura del pintor, en lugar de largas colas de personas esperando a entrar o comprar sus entradas había algunas cámaras de televisión, pocos turistas despistados que no sabían del cierre del museo y unas patrullas policiales que custodiaban el recinto.

Agustín trabaja desde hace más de 15 años a las puertas de la pinacoteca madrileña en una especie de puesto callejero de pintura y explicó a La Jornada: “Esto es un desastre. Nosotros hemos venido para ver qué pasaba, pero mira como está esto, parece un solar. No sabemos qué va a ocurrir, pero todo lo que se nos ocurre es que será malo. Muy malo”.

Desde el Museo del Prado intentan mantener viva la presencia de la pinacoteca con una inédita campaña en internet, que llamaron “El Prado contigo” y que consiste en un programa de actividades a través de sus redes sociales para mantener su conexión con el público durante el tiempo que el Ministerio de Cultura indique que debe permanecer cerrado.

Será a través de enlaces directos en las redes sociales, con las explicaciones de conservadores de la institución. Miguel Falomir, Director del Museo del Prado, y Alejandro Vergara, Jefe de Conservación de Pintura Flamenca y Escuelas del Norte del Museo del Prado, serán los encargados de inaugurar esta iniciativa. Además, durante este período, a través de las redes se podrán visitar espacios y descubrir actividades menos conocidas como las instalaciones del Gabinete Técnico, las cubiertas o la sala de máquinas.

El Centro Reina Sofía hará algo parecido, para dar a conocer el contenido online del museo que a lo largo de varios años la web se ha ido enriqueciendo poco a poco llegando a contar en la actualidad con un Museo en paralelo. Se trata de una serie de materiales que van desde 170 videos de exposiciones presentes y pasadas hasta audios y cápsulas deradio.

Además en la web habrá un apartado especial dedicado a “Repensar Guernica” con imágenes de la obra imperceptibles a simple vista por el ojo humano gracias a la tecnología de fotografía "gigapixel", documentos inéditos, comparación de técnicas fotográficas y una cronología interactiva.

Pero más allá de estos intentos por mantener viva la presencia de estos museos, la mayoría de las personas vinculadas al sector cultura están preocupados, cuando no desesperados. De hecho ya se confirmaron una serie de despidos masivos entre los trabajadores de los grandes musicales que se ofrecían todas las noches en los teatros de la mítica Gran Vía madrileña, como El rey león o Anastasia. Y otros proyectos similares que estaban al borde del estreno están ya anulados o aplazados.

Además del cierre generalizado de los teatros y la cancelación de funciones de muchos cines, también se anunció la cancelación de varios festivales literarios y, por supuesto, la presentación de la mayoría de las libros que estaban en agenda para estos días. Además del aplazamiento de la Feria del Libro de Madrid, que en lugar de llevarse a cabo en mayo como suele ocurrir, se hará entre el 2 y el 18 de octubre.

Otra consecuencia nefasta de la crisis del Covid-19 es la decisión de los responsables de la Sagrada Familia de Barcelona de cerrar el templo a las visitas, si bien sí se mantienen los actos litúrgicos. También se decidió cerrar otros monumentos de la capital catalana, como la Casa Batllò, y la Pedrera. Además de la mayoría de los museos. Y el desastre continúa.

Últimas noticias