“El terco rezo de las nubes”, una crítica a la monotonía social

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La realidad alterna que comparte el escritor y filósofo Pedro Zavala Chaparro (Ciudad de México, 1981) en su más reciente libro El terco Rezo de las nubes, publicado por Paraíso Perdido, retrata a personajes depresivos, marginales, entre los que destacan robots y cyborgs, que combaten con lo establecido y con sus propios pensamientos para superar sus adversidades.

“Me llama la atención esas personalidades marginales que aparecen en el libro, personajes que hacen el intento por salir de la totalidad que impone una realidad basada en reglas absurdas, si lo logran o no eso ya no me compete, lo importante es ese momento en que lo intentan, me interesa la lucha que hacen”, expresa en entrevista con La Jornada, el también fotógrafo Pedro Zavala.

Con 12 relatos cortos el autor hace una crítica a la monotonía que impone una sociedad, “donde la tecnología no alcanza a rescatar ni consolar a la insolente realidad”.

“No veo a la cienca ficción como una premonición, ni una crítica al avance tecnológico, la pienso como una herramienta para entender el presente, una visión crítica de la realidad; en los cuentos toco tópicos como el desempleo, las adicciones, temas que me interesan explorar.

“Los personajes buscan una salida a sus pensamientos y realidad, cuestionan su entorno, la sociedad y a ellos mismos, también son atormentadas por su pasado, melancólicos y ansiosos” explica el joven escritor.

LSD de cuarta generación que consumen androides, secuestros hechos por robots y amanuanses mecanizados, son algunas de las historias que articulan un futuro distópico que Pedro expresa en el libro.

“Los androides son las figuras arquetípicas que me interesan conocer y desarrollar en mi narrativa, si nos detenemos un poco a pensar en los cyborgs, robots, actualmente existen personas que tienen marcapasos o algún tipo de tecnología que le ayuda a superar una deficiencia”, afirma el filósofo mexicano.

La influencia que tuvo Pedro para realizar esa obra la adjudica al desarrollo personal que vivió, “hay cuentos en los que ya no me reconozco, otros no sé si volvería a escribirlos ahora que ya tengo más edad y un hijo.

“Esos relatos los escribí ya hace unos años, cuando formé parte del taller de cuentos que realizó Alberto Chimal, recuerdo que tenía la necesidad de expresarme mediante la ciencia ficción.

“También son una respuesta a la etapa de mi vida en que me independicé de mi familia, soltero y con pocas responsabilidades, me di cuenta que mis conocidos, que en ese momento hacían cosas responsables, no tenían el tiempo para detenerse e imaginar una realidad diferente.

“Además fue un proceso enriquecedor, los tiempos libres que me sobraban después del trabajo los utilice para escribir los cuentos.

La literatura y la cultura popular jugaron un papel protagónico para que el autor escribiera esos cuentos. “Las lecturas de mi infancia me influyeron para abordar la ficción, los autores que tomé de la biblioteca de mis padres fueron Julio Verne, Issac Asimov, ya en mi adolescencia me influyó mucho la literatura de Phillip K. Dick y por supuesto la cultura popular ochentera, en relación con la ciencia ficción y el futurismo, también las películas como Stars Wars o Blade Runner. En el presente Sigo en el camino de las novelas, estoy trabajando en una que aborda el oficio del foto periodismo en México, que me parece, desde hace varios años ha sido silenciado”, explica Pedro Zavala.

 

Últimas noticias