Homenaje al pintor José García Ocejo a un año de su fallecimiento

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

A un año del fallecimiento del pintor José García Ocejo (Córdoba, Veracruz, 1928), el 18 de enero de 2019, la Secretaría de Cultura local, por medio del Museo de la Ciudad de México, le rinde un homenaje al exhibir una selección de más de 30 dibujos hechos con bolígrafo y óleo en los tres años finales de su vida.

“Los últimos cuadernos de José García Ocejo”, exposición que también incluye dos videos, fue inaugurada la noche del miércoles 15 por el secretario de Cultura de la Ciudad de México, Alfonso Suárez del Real, quien consideró que tras el fallecimiento de un creador, encontrarse con esos apuntes íntimos no exhibidos al público, “refleja mucho la personalidad de un artista plástico como es el caso de García Ocejo. Hablan de lo que guardó en su intimidad, a lo que ahora podemos tener acceso”.

Mercedes García Ocejo, hija del artista, dijo en un recorrido previo con la prensa: “Cuando vi que mi papá ya no pintaba con la misma energía, que su cuerpo no le respondía igual, sentí el impulso de ayudarlo a salir de ese estado en que te empiezas a deprimir o no tienes fuerzas para vivir. Tenía unas libretas, le compré plumas de colores, lo que más rápido encontré, también unos pómulos chiquitos de óleos y se los llevé. Me dijo que ya no quería hacer nada. 'Bueno, mientras ya no quieres hacer nada aquí te dejo esto para que no hagas nada. Pero, si quieres hacer algo para que no te aburras, aquí está esto'. Así fue como mi papá empezó a dibujar en los cuadernos”.

De inmediato, continuó la periodista, “su estado de ánimo comenzó a cambiar, empezó a no aburrirse, a ocupar su energía en recrear los temas y los mundos de su pintura y su estética que siempre habían estado en él”. La exposición, aunque pequeña, es “amplia y extensa en lo que su mundo era. Hay una cuestión muy animalesca en la que hay este acompañamiento de la naturaleza. Están los temas que siempre pintaba, el romanticismo, la admiración por los grandes personajes de la cultura y los colores. Mi papá encontró de nuevo una manera de divertirse con él mismo porque le hacía su propia compañía.

“Por otro lado, se asombraba como con un bolígrafo volvía a sentir la potencia del impulso cuando la mano está por crear algo. También la sorpresa de los colores porque en la actualidad las plumas tienen hasta brillantina. La misma pintura lo ayudó a sobrellevar la vejez”. Mercedes García Ocejo apuntó que en los cuadernos su progenitor también se divertía al escribir poesías y jugar con las palabras, incluso anotaba recordatorios.

Anunció que el viernes 17 la Universidad Veracruzana (UV) abrirá una mini retrospectiva de su obra en la Galería Ramón Alva de la Canal, en Jalapa. La UV recibió en donación gran parte del archivo de José García Ocejo, que resguarda en su biblioteca.

Últimas noticias