Presentan recopilación de crónicas de Monsiváis en la FIL

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Guadalajara, Jal. La presentación del libro El regreso de la doctora ilustración, una recopilación de crónicas que Carlos Monsiváis publicó en la revista Siempre durante los años setenta y ochenta, fue el pretexto para que sus amigos Jenaro Villamil y Francisco Pérez Arce contasen anécdotas del escritor e hicieran un desglose de la importancia de su legado literario para la cultura nacional, cuando se acerca en junio próximo una década de su fallecimiento.

Del libro describieron lo corrosivo de su ironía, crónicas de sátira política contra los personajes de los sectores corporativizados al PRI, de funcionarios abyectos o en vías de serlo, políticos corruptos que pasan por el diván de la doctora Ilustración que sirven para las crónicas donde Monsiváis descarga su humor con maldad.

Pero se centraron en anécdotas para describir al personaje ausente, el valor cultural no sólo para la élite educada sino para la cultura popular, su significancia como ente cultural en sí mismo por su vasto conocimiento en todas las áreas.

“Además de ser muy amigo de Juan Gabriel, Carlos fue el que le recomendó la respuesta que debía dar cuando le preguntasen si era gay. La respuesta fue ‘lo que se ve no se pregunta’. Esa es una típica frase de Monsiváis”, dijo Villamil, quien entre 1999 y 2010 fue coautor junto a Monsiváis de la columna Por mi madre bohemios.

Recordó que en 2006, enojado con el resultado electoral que llevaría a Felipe Calderón a la presidencia del país, ya con siete años de colaborar con Monsiváis, tuvo la confianza suficiente para decirle que se iría del país.

“Él me dijo no seas idiota, esto es de tiempo, no va a ser ahora pero va a ser después. Yo le dije, mira como profeta Jeremías estás muy mal, este país no tiene salvación, en fin, lo que decíamos en 2006. Y me dice que todavía la sociedad no estaba madura para tener un presidente que viniera de abajo, pero va a llegar”.

Villamil, actual director del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, también recordó que Monsiváis era muy cercano como amigo e interlocutor de Andrés Manuel López Obrador.

“Una de las discusiones más intensas que tuvo Carlos con Andrés Manuel fue el plantón de Reforma. Yo firmé junto con Monsiváis una carta donde le pedíamos a López Obrador que levantara el bloqueo y dejara nada más el plantón, que se permitiera la circulación de un carril. Andrés Manuel se molestó mucho, nos dijo de todo -como es Andrés Manuel, pasional, tropical- y Carlos le respondió y le reviró: tu estarás muy molesto pero el tiempo nos dará la razón y lo vas a reconocer. Andrés Manuel lo admitió en la campaña de 2018, que uno de sus errores tácticos había sido el bloqueo de Reforma”, contó.

Villamil dice que a Monsiváis le hubiera encantado vivir esta época, la llegada a la presidencia de López Obrador.

“Carlos no pensó morir a la edad en que murió (72 años), no estaba preparado para morir sino para vivir y estar muy al pendiente de lo que está sucediendo ahora”.

Dijo que existe gran cantidad de material videograbado de Monsiváis, pues era comentarista constante en la televisión privada y pública, en la radio, el cual será recopilado para realizar programas con motivo de la primer década de su muerte.

Francisco Pérez Arce afirmó que uno de los valores principales en las crónicas de Monsiváis era que él mismo había estado presente cuando sucedía el evento a narrar.

“Él presenciaba las cosas que relataba, estaba en diez partes al mismo tiempo, en todas las manifestaciones, en mesas redondas, conferencias, y todo lo iba reportando en sus crónicas”, dijo.

Recordó la erudición de Monsiváis, de quien resaltó sus múltiples lecturas, su memoria extraordinaria.

“No había manera de discutir con él, siempre sabía más, siempre había leído un libro de más, aunque hubiera un tema en el que tu fueras especialista él siempre iba más allá. Yo sospecho que inventaba un poco, que cuando realmente uno tenía algo nuevo él era capaz de inventar un autor que él había leído y que a uno lo desconcertaba”, dijo mientras los asistentes reían en el salón de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Últimas noticias