Hija de Alfredo Zalce inaugura exposición Tula Tolteca

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. En el marco del 70 aniversario del Salón de la Plástica Mexicana (SPM), se inauguró la noche de este jueves, la exposición Tula Tolteca, imagen y mito, integrada por 20 grabados “muy poco conocidos” realizados por el pintor y grabador michoacano Alfredo Zalce (1908-2003), en torno a la figura y mito de Quetzalcóatl, quien fuera también fundador del SPM.

Se trata de una serie de grabados que le fue encargada al maestro Zalce con motivo de la inauguración del Museo de Antropología de la Ciudad de México, hace más de medio siglo por el antropólogo Alberto Ruz, que lamentablemente en aquel momento no pudieron ser expuestas por falta de presupuesto, comentó su hija Beatriz Zalce, durante la inauguración de la muestra.

La finalidad de presentar esa carpeta de grabados, es porque son obras “muy poco conocidas”, explicó Beatriz. “Su realización no fue tan complicada, pues mi padre tenía el conocimiento y el gusto por la antropología. Lo que sí fue complicado fue su exposición, ya que cuando se trataba de imprimir la obra, le dijeron que, con la pena, no había presupuesto, como resulta en estos tiempos”.

Entonces, continuo Beatriz, lo que hizo Alfredo Zalce fue guardar todo, hasta que luego de 33 años la obra se pudo imprimir, en 1996, gracias a los esfuerzos de Rene Arceo, quien trabajaba para el Museo Nacional de Arte Mexicano en Chicago.

“Luego de ese rescate, la carpeta de grabados se ha expuesto en diferentes momentos, pero no en el Museo Nacional de Antropología”.

De acuerdo con Beatriz Zalce, “cada uno de los 20 grabados muestra el dominio técnico, la sencillez y contundencia de las líneas. Nos cuenta la historia de Quetzalcóatl como si se tratara de las modernas novelas Gráficas”, apuntó.

“Están presentes Quetzalcóatl y sus padres: Chimalma y Mixcóatl, la construcción de Tollan, los tiempos de abundantes cosechas, las casas de turquesas, vigas y plumas preciosas; el espejo humeante de Tezcatlipoca, la huida de Tula de Quetzalcóatl, sus odiséicas travesías, el viaje de Aztlán a Tenochtitlán. Podemos “apreciar” todos los colores existentes entre el blanco y el negro en cada grabado, tal es la maestría de Zalce. Podemos mirarnos en ese espejo humeante y espantarnos o aprender la lección”.

Zalce estudió profundamente ese mito fundacional de nuestra historia prehispánica. Fue un hombre autodidacta, ávido lector, cultivador de amistades, mexicano sin aspavientos, universal en su búsqueda creativa, refirió su hija.

“Cuando se planeó esta exposición en el Salón de la Plástica Mexicana sabíamos del delicado estado de salud del historiador y filósofo Miguel León- Portilla, gran amigo de Zalce. Queríamos que la fuerza de la reconstrucción de nuestros ancestros fuera en ese momento la misma que le devolviera la salud al querido Don Miguel”.

Sea la exposición Tula Tolteca, imagen y mito, un homenaje a su memoria. Sea la celebración de los 70 años del Salón de la Plástica Mexicana, y el disfrute y la reflexión sobre la obra del maestro Alfredo Zalce. La exposición permanecerá abierta hasta el 9 de febrero de 2020, en el Salón de la Plástica Mexicana (Colima 196, esquina Jalapa, colonia Roma). Fin de nota para online.

 

Últimas noticias