Con AMLO se podría regresar a la dictadura perfecta: Vargas Llosa

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El gobierno de Andrés Manuel López Obrador puede representar el regreso de México a la dictadura perfecta, opinó este viernes el Premio Nobel de Literatura 2010 Mario Vargas Llosa.

“Lo veo mal (el panorama político del país). Lamento decirlo, porque quiero mucho y tengo mucha admiración por México. Quisiera que jugara un papel absolutamente fundamental como el gran país que es en América Latina, temo que este gobierno esté retrocediendo un poco a México, que comenzaba a salir de esa dictadura perfecta, que no era tan perfecta, era bastante imperfecta para los mexicanos”, explicó.

“Y me temo muchísimo que el populismo, que parece realmente la ideología del actual Presidente de México, nos conduzca otra vez a la dictatura perfecta o imperfecta, pero dictadura al fin y al cabo”.

Tal declaración del escritor peruano-español se dio durante la sesión de preguntas al término de la conferencia que dictó en el Museo Memoria y Tolerancia, en la capital mexicana, con el título El muro que tiraron las ideas, con la que esa institución conmemoró el 30 aniversario de la caída del Muro de Berlín, cumplido el pasado 9 de noviembre

Vargas Llosa llegó al auditorio de ese recinto auxiliado en su andar por un bastón y acompañado por el periodista mexicano Sergio Sarmiento. Tras una breve presentación de este último, el autor de La Ciudad de los Perros habló del significado simbólico de aquel hecho histórico, que entre otros aspectos, dijo, marcó “el desplome” de la Unión Soviética y la caída del comunismo.

“La caída del Muro de Berlín significó la desaparición del comunismo; es decir, la desaparición del desafío más grande que recibió la cultura de la libertad, la cultura democrática a lo largo de su historia. No fue una ideología diferente la que representó el comunismo. Fue una ilusión, una fantasía a la que era muy difícil resistirse, y lo sé porque de joven fui comunista y miembro del Partido Comunista Peruano”, indico.

Explicó que, al igual que muchos jóvenes de su generación en América Latina, se hizo comunista a raíz de lo que representaba esa ideología frente a esas sociedades de injusticias inmensas como eran las de esta región del planeta.

“Es una fantasía que tuvo un efecto espectacular en el mundo. Quienes viven en esta época y no recuerdan el pasado no saben hasta qué punto occidente se fue encogiendo y hasta qué punto fue perdiendo la iniciativa frente a ese fantasma extraordinario de una sociedad sin clases, sin explotación, sin pobreza que representaba el ideal comunista”.

Aunque aceptó que en el mundo existen aún personas y países comunistas, Vargas Llosa se preguntó quién en esta época puede ver en ese modelo el camino de la liberación, de la justicia, el camino de la verdadera libertad.

De acuerdo con el escritor, ningún enemigo de la democracia es comparable a lo que representó la fantasía comunista y criticó que el comunismo nunca logró materializar ese sueño.

Desde el principio estuvo movido por profundas contradicciones, añadió. Paradójicamente, “creó los sistemas de control de una sociedad establecidos con una ferocidad que no había conocido nunca antes la historia: millones de millones fueron sacrificadas por este sistema”.

Últimas noticias