Partido Comunista Mexicano no fue creación rusa: historiador

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

El Partido Comunista Mexicano (PCM) no fue una creación expedita de Moscú ni un invento de una ficticia diplomacia de la Internacional Comunista, según el historiador Jaime Ortega, quien aclaró que si bien ambos elementos aparecen en el escenario, no juegan los roles principales.

El PCM debe ser considerado como el nombre que asumen las luchas detenidas ante el triunfo de la contrarevolución carrancista y sus continuadores. El agrarismo, el obrerismo, la lucha inquilinaria, entre otras, asumen en el PCM la forma más radical y consecuente de completar lo que los pueblos demandaron durante la guerra civil, así como la actualización del programa nacional-popular ante las nuevas demandas”, explicó.

El profesor-investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) participó en el conversatorio 1919: Encuentro de Revoluciones. A cien años de la Fundación del Partido Comunista Mexicano, efectuado este jueves a instancias de la Dirección de Estudios Históricos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

En el encuentro, el cual forma parte del amplio programa con el que se celebra en México el centenario de la fundación de aquel organismo político, también intervinieron la socióloga Elvira Concheiro, directora del Centro de Estudios del Movimiento Obrero y Socialista (Cemos); y los historiadores Rina Ortiz y Roberto Sandoval, ambos adscritos al INAH, moderados por el investigador Carlos San Juan.

Jaime Ortega aseguró que con la fundación del PCM, en 1919, se abrió en el país el  espacio para habitar de una forma distinta la Revolución Mexicana: “El nacionalismo revolucionario no era la única fuerza que se comprometería con los procesos nacional-populares en adelante.

Durante los próximos 20 años, el PCM brindará a la Revolución Mexicana parte de su imaginario político, al contribuir con un nacionalismo popular, arraigado en las luchas del pueblo mexicano, rescatando su memoria y colocando elementos que configurarían un horizonte de sentido”.

Elvira Concheiro destacó que el centenario del PCM es un tema que, por la condiciones particulares del país, ha tenido una reactualización y valoró el inusitado papel que ha desempeñado el gobierno federal, no sólo al impulsar actividades y eventos, sino al declarar como Personajes ilustres a dos comunistas de cepa: Arnoldo Martínez Verdugo y Valentín Campa.

La también investigadora centró su intervención en lo paralelismos entre las revoluciones de México y de Rusia, así como las circunstancias históricas que permitieron el surgimiento de PCM. 

Rita Ortiz, en tanto, ahondó en el papel de Edgar Woog, alias Alfred Stirner, uno de los emisarios del Comintern menos conocidos, a pesar de que fue pieza fundamental en la comunicación que se estableció entre aquel organismo político mexicano y la meca comunista en Moscú.  Y Roberto Sandoval habló del contexto político internacional en torno de ese par de revoluciones y del surgimiento del PCM.

 

Últimas noticias