Premiarán trayectoria artesanal de mujer cucapá de BC

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Tijuana, BC. Inocencia González Saiz está a punto de cumplir 83 años y va a recibir el XLIV Gran Premio Nacional de Arte Popular 2019 en la categoría de Trayectoria Artesanal. Es integrante de la etnia cucapá, uno de los cinco pueblos originarios de Baja California, y será reconocida por el tiempo que ha dedicado a la promoción, difusión y preservación de su cultura.

Vía telefónica mientras esperaba la salida de su vuelo a la Ciudad de México donde este 20 de noviembre recibirá el galardón -en el marco del aniversario del inicio de la Revolución Mexicana-, afirmó estar muy contenta de que se le reconozcan los 46 años que ha dedicado a su labor de difusión, el tiempo en que comenzó a elaborar los pectorales y capas tradicionales de chaquira, distintivos de su comunidad.

Fue su hija Antonia Torres González quien dijo a La Jornada Baja California que aprovecharán su estancia en la capital para pedir al presidente Andrés Manuel López Obrador que se le restituyan a su familia los permisos de pesca que le retiraron desde 1989. Su madre, mencionó, fue la primera mujer cucapá en obtener autorización para pescar en la Laguna Salada ubicada en Mexicali.

Inocencia González Saiz y su familia residen en la comunidad El Mayor, una de las comunidades cucapá asentadas en Mexicali; se encuentra junto al río Hardy y frente a la sierra El Mayor, donde han aprendido a vivir bajo las temperaturas extremas de esa zona semidesértica. La artesana debe su nombre al onomástico del día en que nació, el 28 de diciembre de 1936.

Es la única cucapá que hace la capa tradicional de chaquira en la que se usa el tejido más antiguo, tupido y cuya elaboración tarda hasta un año, y con la que ha ganado numerosos reconocimientos; la técnica, diferente a la del pectoral, se ha usado desde el siglo XVII, cuando extranjeros que se asentaron junto al río Colorado trajeron la chaquira a la región. González Saiz también da clases de su lengua, baile, ceremonias y cocina tradicional de su comunidad.

"Mi mamá no había querido salir por muchos años... ahora está muy contenta por el reconocimiento; espero que esté el presidente Andrés Manuel López Obrador para entregárselo y sobre todo para poder pedir", afirmó Antonia Torres al detallar que previamente enviaron un oficio a las autoridades federales en el que solicitan que se les restituyan los permisos de pesca de especies de escama que se les retiraron en 1989.

"Mi mamá fue la primera mujer pescadora de pesca comercial que obtuvo el primer permiso de pesca en 1985, pero que nos los despojaron a ella y sus hijos en el 98", relató la hija de Inocencia González; lo mismo capturaban curvina que camarón y otras especies del mar y de la Laguna Salada.

Torres González, quien es promotora cultural del Museo Comunitario Cucapá, aseguró que la actual administración federal se ha acercado a su comunidad, por lo que confió en que su solicitud de restitución de permisos tendrá resultados positivos: "hoy siento que ha hado un cambio, siento que con eso de la cuarta transformación nos están poniendo un poco más de atención en lo de la cultura y se han ido acercando más diputados y regidores", que les han otorgado apoyos.

La etnia cucapá tiene representantes en Sonora y Arizona, Estados Unidos, y aunque también hablan su lengua, tienen algunas variantes con la que se utiliza en el delta del río Colorado, con la que se comunica Inocencia González Saiz. Los otros grupos originarios de Baja California son el kiliwa -que se considera casi extinto con cerca de medio centenar de integrantes-, kumiai, pai pai y cochimís, que están asentados en Mexicali, Tecate y Ensenada.

Además de Inocencia González, la artesana Eugenia Meza, de la etnia kumiai de La Huerta, recibirá un premio por su trabajo -principalmente de cestería- en pino.

Últimas noticias