Toño Malpica presentará ‘Imagina que no hay cielo’ en la FILIJ

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Si no se dicen las cosas cuando se sienten, se corre el riesgo de pagar un pesado silencio de años. La advertencia es autoría de Antonio Malpica (Ciudad de México, 1967) y su más reciente libro Imagina que no hay cielo. En entrevista explica: “si tuviera que definir, es una novela que habla de que nunca es tarde para componer las cosas. Justo a veces tienes que llegar a cierta edad para darte cuenta de eso”.

Toño Malpica, como se le conoce cariñosamente, autor de varias novelas para el público infantil y juvenil, tiene 52 años; unos 20 más que un par de sus personajes de este libro, unos 20 menos que otros dos.

También, lección de vida: “Entre hermanos sí te puedes dar de moquetes, y aun así no dejarse de querer”, cuenta respecto al libro recientemente publicado por editorial Oceáno, en donde un falso papa Juan Pablo II se cruza en la familia Oroprieto, ante dos hermanos diametralmente opuestos reunidos en una estafa para tener algo de dinero en diciembre de 1995 y una madre poco afectuosa en un pueblo en algún lugar de México, que desencadenan las más casi 370 páginas, publicadas por el sello Gran travesía.

“Es curioso cómo funcionan las relaciones al interior de las casas. Nos podemos llevar de la greña, pero que nadie se meta con alguien de tu familia porque brincas”, y ahí hurga Malpica, “en los caldos que se cuecen al interior de una casa, de intimidad y de la relación de muchas fuerzas tirantes que consiguen cierta armonía”.

Como “comerse una pizza”, así, igualmente disfrutable es este trabajo, que espera sea algo divertido, con cierta crítica ahí como ingrediente intermedio, sobre que no hay que mirar tan arriba y sí hacia los lados, “pero todo en tono de broma, con el ritmo humorístico hasta el final”.

Hay novelas, explica, que simplemente las escribes para pasártela bien y deseando que el lector se la pase igual que tú. Imagina que no hay cielo “me permite refirmar que sí te puedes divertir como escritor y como lector”.

Al igual que su otro libro Más gordo el amor, obedece a ser una novela sin grandes pretensiones, donde simplemente quieres que el lector se interese por la historia y siga hasta el final. Entonces, aparece este hombre muy parecido a Juan Pablo II, y te preguntas ¿qué pasaría si…?, y se desencadena todo. “Implica divertirse, pero además hacer que los personajes sufran la transformación que tú necesitas, para que también valga la pena ser leída”.

La crisis económica que desoló a México después del llamado del error de diciembre en 1994 es el ambiente donde se desarrolla la historia. Un tiempo en el que miles perdieron sus empleos, y los que lo conservaron vieron que su salario se reducía en su poder adquisitivo. Al autor le tocó vivir esa época.

Toño Malpica presentará Imagina que no hay cielo el próximo sábado (9 de noviembre) en la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (Filij), en el Cenart. “La novela es para todos los jóvenes de corazón, de unos 12 a 80 años”, bromea, aunque acepta que a diferencia del público infantil donde los padres son quienes muchas veces proponen los libros, en el caso de los jóvenes, ya tienen más capacidad para decidir y se eligen más por recomendaciones de amigos.

 

Últimas noticias