Advierte Chomsky sobre vocación armamentista de Trump

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Considerado un referente del pensamiento crítico libertario, el lingüista, politólogo, filósofo y activista estadunidense Noam Chomsky, participó en la 19 versión de la Feria Internacional del Libro del Zócalo, mediante una videocharla organizada por la Brigada para Leer en Libertad, en la que se refirió a los recientes hechos de violencia en Culiacán, Sinaloa, a la descriminalización de las drogas, a la militarización de la frontera por parte del presidente Donald Trump, a la cuestión del cambio climático y a una nueva carrera armamentista, entre otras cuestiones.

En charla con el escritor Paco Ignacio Taibo II, el pensador estadunidense comentó que entre las problemáticas que se pueden apreciar y se viven día a día, “es la violencia y las batallas que ocurrieron en Culiacán, entre los carteles del narco y el Estado, mismas que no se sucederían si no fuera porque en los Estados Unidos hay un enorme consumo de drogas ilegales y si no fuera por ello, los narcos no tuvieran el poder que tienen”.

Chomsky recordó que hace unos cuatro años se realizó un encuentro en Cartagena, Colombia, para tratar distintos temas de la región. “Un tema fue la descriminalización de las drogas, entendida como el consumo de las mismas, lo que no quiere decir de manera inmediata la legalización, sino al menos su descriminalización del consumo, a lo que el gobierno de los Estados Unidos se opuso”.

Para el autor de Réquiem por el sueño americano, la cultura es un aspecto muy importante para la relación entre México y Estados Unidos, "pero más allá de esas influencias culturales, hay una enorme preocupación respecto de los conflictos que existen por la militarización de la frontera, que ahora ha llegado a su máxima expresión con el presidente Donald Trump”.

Otra cuestión, de reelegirse Trump, continuó Chomsky, “es el riego que representa una nueva carrera armamentista”.

“Recientemente Trump anuló un convenio firmado por Gorbachov y Reagan, en los años ochentas, para la no proliferación de armas nucleares. Es un convenio que también tiene que ver con mísiles de corto alcance. Además anuló otro tratado en el que se prohibía a los países desarrollar tecnología o armas nucleares que podrían ser disparadas desde el espacio. Con ello parecería que se está invitando a Rusia a entrar a una nueva carrera armamentista, que podría poner en peligro a toda la humanidad”.

“Nunca antes había existido un presidente en los Estados Unidos, que dijera que él es el elegido, mientras estira los brazos y las palmas hacia el cielo. Estamos en una dimensión completamente diferente respecto de un supuesto papel histórico que él cree tener como presidente”, manifestó Noam Chomsky.

Últimas noticias