Forster reflexiona sobre los extremos irracionales del neoliberalismo

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

El capitalismo “ha enloquecido”, sentencia el filósofo argentino Ricardo Forster, quien en su libro La sociedad invernadero analiza y reflexiona los extremos irracionales a los que ha sido conducida la humanidad contemporánea por el neoliberalismo.

“Que haya enloquecido, significa que hay algo que estuvo desde el comienzo en la historia del capitalismo, que es rebasar todos los límites, las fronteras. Ya Marx lo pensaba como un fenómeno de mundialización. En los años 80 y 90 del siglo pasado, se cambió la palabra y se utilizó una más suave: globalización, que hoy está en crisis, por supuesto”, explica en entrevista.

“En el capitalismo hay algo extralimitado. Es incapaz de frenarse y por lo tanto aspira a la infinitud. Una paradoja de época es que ésta es la primera vez que una parte importante de la sociedad cree que un fenómeno histórico, como el capitalismo u otro modo de organización de la sociedad, ha logrado vencer al tiempo y se ha vuelto eterno”.

Ricardo Forster se encuentra en México para promover el citado volumen, editado por Akal/Inter Pares. El domingo pasado lo presentó en la 19 versión de la Feria Internacional del Libro en el Zócalo.

Nacido en Buenos Aires, en 1957, el también catedrático universitario comenta que el mundo actual ha perdido la percepción del capitalismo como una etapa más en la compleja historia del devenir de lo humano y se le asume como un modelo sin fin.

“Uno supone que también la del capitalismo es una sociedad que vive en el tiempo, en la infinitud, pero tiene una característica novedosa: ha construido dispositivos tecnológicos con una capacidad de destrucción masiva y de dañar profundamente también a la naturaleza”, señala.

“Eso hace que no sea comparable su decadencia con la del Imperio Romano, por ejemplo. El daño que podía hacer esta última es diferente a la de un sistema que tiene algo de homicida”.

Sobre su libro, el filósofo detalla que se vale de una metáfora para plantear cómo el 20 por ciento de la sociedad mundial vive hoy dentro de una especie de invernadero, con todas las comodidades, el acceso al consumo suntuario y sin preocuparse de lo que sucede fuera de ese espacio.

Esto, agrega, mientras que el 80 por ciento de la población vive en condiciones terriblemente precarias, de pobreza, de indigencia, de abandono de distinto tipo.

“Nunca fue tan desigual la sociedad como en la actualidad y nunca produjo al mismo tiempo tanta riqueza. Este libro intenta pensar qué significa que el 20 por ciento de la humanidad consume el 80 por ciento de la energía, que se tome poca conciencia de la depredación ambiental, que se vive en paralelo de alguna manera”, dice.

“Se trata de poder deconstruir lo que significa el neoliberalismo, tanto en un sentido económico, pero también entender que es una etapa en la que se ha producido una profunda transformación en la sensibilidad, en las maneras de construir la vida de la sociedad”.FIN DE NOTA

Últimas noticias