La militarización es característica del régimen global: Achille Mbembe

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Vivimos bajo un nuevo régimen de seguridad global, según el filósofo camerunés Achille Mbembe: “Se trata de un régimen caracterizado por la militarización y la miniaturización de las fronteras”.

De visita en el país, el también teórico político, quien vive en Sudáfrica, dictó este lunes la conferencia magistral Cuerpos como fronteras. Una crítica al régimen contemporáneo de migración global, como parte de la Cátedra de arte y derechos humanos Nelson Mandela, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La sesión tuvo lugar en el auditorio del Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC), donde el coordinador de Difusión Cultural de la máxima casa de estudios del país, el escritor Jorge Volpi, dio la bienvenida al reconocido intelectual africano, a quien le reconoció sus aportaciones al debate global sobre temas poscoloniales y la vigilancia del poder.

Durante cerca de dos horas, Achille Mbembe habló de cómo las fronteras en el mundo se han transformado, se han circunscrito cada vez más y no se encuentran ya en los sitios donde originalmente estaban.

Mencionó como ejemplo que en el caso de Europa las fronteras no están más en el mar Mediterráneo, sino en Senegal, Burkina Faso, el Desierto del Sahara o cualquier otra parte de África.

“Las fronteras se han movido con la movilización de los cuerpos. Esta militarización y miniaturización en las fronteras nunca termina y se ha acentuado en ellas el monitoreo y la vigilancia como un modo privilegiado de prevención de riesgos”, sostuvo.

A decir del pensador, catedrático en diversas universidades de África y Estados Unidos, “estamos viviendo en la civilización del hardware militar, no para la guerra, sino para la fronterización. Una práctica de convertir los espacios en una especie de prisiones para poder controlar los movimientos civiles”.

La función de ese régimen de seguridad global, opinó, es mejorar la movilidad para unos mientras se impide la de otros, por cuestiones de color y textura de piel. Es decir, precisó, por cuestiones raciales se da un trato ilegal e injusto.

“Este régimen está sentado en bases para la opresión racial, una forma de violencia. Nunca antes en la historia de la humanidad habían existido tantas personas encarceladas el mundo como hoy”, sostuvo Achille Mbembe.

El filósofo sostuvo que al hablar de fronteras y migración, así de como de expulsión, deportación y encarcelamiento se está realmente hablando de la incapacidad de separar el destino del ser humano y de los seres no humanos.

“Cuando hablamos sobre migración lo que hacemos es hablar sobre la durabilidad del planeta y la posibilidad de su extinción. A eso me refiero cuando hablo de migración”, explicó.

“No estoy hablando únicamente de los migrantes que se desplazan de un sitio a otro, sino del grado hasta el cuál se reeditará el planeta, se compartirá tan equitativamente como sea posible, como una condición de nuestra supervivencia y la de otras especies. Eso es lo que está en juego en este intento de redistribución planetaria, de redistribución de las posibilidades de movilidad”.

Últimas noticias