‘Titus’ arranca temporada en el Helénico

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La violencia llevada al extremo de lo indecible es la impronta de Titus, la más descarnada y explícita de las obras de William Shakespeare, que comenzó temporada este fin de semana en el Teatro Helénico, donde se mantendrá hasta el 10 de noviembre.

La directora escénica Angélica Rogel, quien también se encargó de la adaptación del texto, propone un montaje sin concesiones ni contemplaciones desde el principio de la puesta hasta su final.

Son 110 minutos de una tragedia delineada por la traición, el sexo, la mentira, la ambición y hechos sangrientos en los que los recovecos más densos y oscuros de la naturaleza humana quedan expuestos y llegan a confundirse con la locura.

La venganza y el dolor son los temas nodales de esta pieza escrita, según se estima, entre 1588 y 1593 y la cual es considerada la primera gran tragedia shakespearana.

Titus cuenta la historia del regreso victorioso del general Titus a Roma luego de diez años de una violenta guerra, dispuesto a ser elegido emperador ante la predilección del pueblo.

Para ello, decide sacrificar al hijo mayor de Tamora, una aristócrata prisionera de guerra que se convertirá en la nueva emperatriz romana elegida por Saturnino, a quien Titus cedió finalmente el poder. Esa serie de acontecimientos desencadenará una venganza cruel que se verá reflejada en traiciones, asesinatos, violaciones y engaños.

Convencida de la vigencia del texto, Angélica Roguel ubica los hechos en un contexto atemporal, si bien merced el diseño un tanto abstracto de la escenografía, que evoca o remite visualmente a una carnicería, y sobre todo el vestuario, cabría como una propuesta un tanto futurista.

Acaso para atemperar o bien permitir cierto descanso al público de las circunstancias tan sanguinarias de la obra, la creadora escénica intercala entre las escenas algunos elementos o acciones humorísticos, como la clara referencia a discursos políticos actuales, un guiño a las frases del Presidente Andrés Manuel López Obrador y uno que otro personaje circunstancial gracioso.

Uno de los principales atractivos de la puesta, a decir de sus hacedores, estriba en el elenco, en su mayoría integrado por jóvenes actores con una carrera ascendente.

El reparto es encabezado por el actor y también director escénico Mauricio García Lozano, quien interpreta a Titus y se ha especializado en años recientes en Shakespeare, así como la actriz Nailea Norvind, en el papel de Tamora.  

Las funciones de Titus son los jueves y viernes a las 20:30, sábados a las 18 y 20:30 y domingos a las 18 horas en el Teatro Helénico (Revolución 1500, colonia Guadalupe Inn).


Tags

Titus

Últimas noticias