Familia y ciudadanía de Oaxaca monta ofrenda a Francisco Toledo

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Oaxaca. La muerte de Francisco Toledo conmocionó a los oaxaqueños quienes se dieron cita desde las 23:30 horas de este jueves en las instalaciones del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (Iago) para despedir al hijo predilecto de esta tierra.

Tras el deceso el cual se registró al rededor de las 21 horas en su casa ubicada en la calle de García Vigil, donde se localizó el Cine Club El Pochote, familiares del artista convocaron a amigos y a la ciudadanía en general a acudir al Iago para mostrar su cariño hacia el filántropo.

Fue a las 23:30 horas cuando se abrieron las puertas del instituto y se permitió a las personas a ingresar, trabajadores comenzaron a repartir veladoras para que los presentes las prendieran y colocaran en la banqueta de la institución, mientras otro colocaba el letrero de metal que identifica al Iago.


Al interior se colocó una ofrenda floral en el patio central donde pusieron una pequeña foto del artista, un joven de acercó y puso en la mesa una mazorca de maíz morado, como símbolo una de las últimas luchas que enarboló Francisco Toledo que fue la defensa del maíz nativo en contra de las semillas transgénicas y una mujer colocó una pequeña calavera de azúcar.

En el exterior del inmueble decenas de personas encendían las veladoras y las acomodaban; varios dedicaron palabras de homenaje, entre ellos un joven que dijo: "ay, don Chico, don Chico ya sabías que te ibas a ir, con razón tanto viento y tanta mariposa, el abuelito de todos, ¡gracias, don Francisco, por todo!".

Un guitarrista en solitario llegó al Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca y comenzó tocar diversas canciones como Zandunga, Cuando un amigo se va, El Andariego y la Martiniana entre otros, mientras transcurrió la noche de la despedida del maestro Toledo.

Fotos: Jorge A. Pérez 

Últimas noticias