Reorganizar las librerías para ver más allá del bosque, pide Taibo II

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La tercera edición de la Feria Internacional del Libro Judío (Filju) se efectuará del 20 al 29 de septiembre con múltiples actividades y venta de libros, pues el objetivo es dar a conocer la oferta literaria tanto de autores judíos como obras con temas de esa comunidad.

Esta ocasión estarán disponibles 20 mil ejemplares y se realizarán homenajes a Primo Levi (1919-1987) y Ana Frank (1929-1945), al cumplirse cien y 90 años de su nacimiento, respectivamente; se analizará la relación entre literatura y ciencia con invitados internacionales como los científicos y escritores José Edelstein, Andrés Gomberoff y Jacques Fux.

Además de las presentaciones de libros como Morirás lejos, de José Emilio Pacheco, y Radio Benjamin, de Walter Benjamin, se desarrollará un ciclo judío con películas que forman parte del Festival Internacional de Cine Judío en México: La profesora de historia, ser niños otra vez, El repostero de Berlín y Tel Aviv en llamas.

Sorprenderá al lector que se acerque

La Filju, organizada por el Centro de Documentación e Investigación Judío en México (Cidijum), con la colaboración del Fondo de Cultura Económica (FCE), cuyo director, el escritor Paco Ignacio Taibo II sostuvo que la producción intelectual ‘‘ha repletado nuestras librerías, pero se encuentra fragmentada” en los diferentes anaqueles. ‘‘La gracia de esta feria es ponerlas juntas y ver la variedad” que va desde temas de historia e investigación hasta la cocina judía, explicó Taibo II durante la conferencia de prensa con la que se dio a conocer parte del programa en la librería Rosario Castellanos, sede de la Filju desde la primera edición hace tres años.

‘‘Hay que seguir produciendo esta reorganización de las librerías porque en ellas ves el bosque, pero no los árboles. La publicidad, o no está funcionando o se hace de manera frívola. Poner un universo así funciona al reorganizar los libros y se vean los árboles.”

Una feria como ésta ‘‘en el mejor de los casos va a sorprender al lector que se acerque”, añadió el titular del FCE.

Mayer Zaga Galante, presidente del patronato del Cdijum apuntó que la feria aborda la relación entre ciencia y literatura con autores que imaginaron mundos que dieron vida a superhéroes y grandes obras de ciencia ficción o científicos como Oliver Sacks y Charles Darwin, quienes además eran buenos escritores. ‘‘Cada año esperamos construir puentes de diálogo”, añadió Zaga Galante, pues ‘‘nosotros como comunidad judía adquirimos el compromiso de cambiar las referencias y generar argumentos de reflexión”; y recordó que la comunidad judía tiene historia en México desde la llegada de Hernán Cortés.

La presidenta del Comité Académico del Cdijum, Silvia Hamue Sutton, informó que este año el Premio Filju será para el analista Luis Rubio por su contribución al desarrollo de las ciencias económicas y políticas en México.

El director de la Filju, Enrique Chmelnick, acotó que en las ediciones anteriores del encuentro editorial la constante ha sido no sólo la presencia de la comunidad judía sino de personas que aprovechan la posibilidad de acercarse a una cultura con la que no han tenido contacto.

En la Filju, añadió, no sólo se presenta una oferta literaria importante, sino que tiene buenos números en asistencia y ventas.

La tercera edición de la Filju concluirá el 29 de septiembre en coincidencia con la celebración del nuevo año judío.

Prepara el FCE la nueva colección Popular cómica

Taibo II adelantó que en los próximos tres meses avanzará el programa de publicaciones con novedades, reimpresiones y la edición de títulos de la nueva colección Popular cómica. ‘‘Se consolida Vientos del pueblo con 20 o 21 títulos; comienzan a tener un espacio las reimpresiones que tenemos por todos lados y se fortalece la colección de historia. Donde va a estar el golpe sin duda es en la colección popular, pues tendremos unas 20 novedades en los próximos tres meses, casi una por semana”.

Respecto de los contratos para publicar obras completas que fueron rescindidos, Taibo II precisó que el problema de esas ediciones es que ‘‘se contrataron de tal manera que no tenías los derechos de los libros en particular. El libro suelto, que vendía mucho, no lo podías editar, pero tenías en tomos las obras completas que era una delas causas de que fueran muy caros y estuvieran embodegados, estamos en general revisando las obras completas para poder entresacar libros. Acabamos de renovar de manera atípica el contrato con el hijo de Martín Luis Guzmán para publicar La sombra del caudillo, solo.

‘‘Tienes que poner a leer a 5 millones de jóvenes con libros que les vuelen las neuronas y eso es básicamente literatura de acción y ciencia ficción, novela de aventuras, novela histórica, fantasía, testimonio político literario, periodismo literario, novela gráfica. Ahora vamos a salir con Popular cómica en los próximos meses. ¿Por qué el Fondo renunciaba a esto y publicaba cosas como Los estudios de juventud de alguien sobre la obra del joven T.S Elliot? Dices: ‘No, publica a Elliot colega”. Había que meter ese viraje rápidamente, comienza a sentirse y nos es contradictorio con el resto de la producción del fondo”.

Añadió que en los meses que lleva al frente del FCE se ha logrado ahorrar 30.1 por ciento, aunque sin precisar a cuánto asciende en dinero, pero ‘‘impacta en que tenemos más dinero para hacer libros”.

Hasta ahora no existe una propuesta de presupuesto para 2020, mientras continúa el trabajo para arreglar la situación de la red de librerías Educal ‘‘que anda cargando 80 millones de pesos de desbalance presupuestal. Es algo que tiene que arreglarse ya o Educal está en quiebra”.

Últimas noticias