Christian Duverger derriba mitos y reivindica a Cortés

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. A cinco siglos de la conquista de México es necesaria una relectura en torno a la figura de Hernán Cortés, personaje categorizado de ‘‘villano” en el imaginario colectivo de la nación. Sin embargo, el expedicionario español fue un humanista y un hombre letrado que quiso forjar un mundo nuevo mediante el mestizaje en tierras americanas.

Así lo postula el arqueólogo e historiador francés Christian Duverger (Burdeos, 1948) a propósito de la redición de la serie biográfica Vida de Hernán Cortés, dividida en los tomos La espada y La pluma, publicados por la editorial Taurus.

‘‘Este trabajo logró consolidarse en 10 años; fue una labor ardua pero bastante interesante. Desafortunadamente me parece que Cortés sigue siendo tan desconocido en la actualidad, pues lo que conocemos es el mito y la leyenda referentes a su persona, las cuales pueden ser calificadas de decimonónicas, pues forman parte de una historia inventada por el vecino estadunidense”, explica el autor en entrevista con La Jornada.

‘‘Lo sorprendente es que esas visiones siguen muy vigentes –prosigue– debido en gran parte a la divulgación de la imagen satanizada del explorador y marqués. Es por eso que la finalidad de esta iniciativa literaria es conocer la realidad y derribar los mitos.”

Auténtico conquistador de la memoria

Vida de Hernán Cortés: la espada, originalmente publicada en 2005 con el título Cortés (Taurus) aborda la niñez y los orígenes del conquistador fascinado por el mundo indígena. El segundo tomo, La pluma, publicado por el mismo sello como Crónica de la eternidad (2013) describe la faceta del también cronista español que supo fundar su legado a través de un magistral artificio literario: ‘‘un auténtico conquistador de la memoria”.

Este último ejemplar causó controversia en la comunidad cultural y académica mundial, pues asegura que el verdadero autor de La historia verdadera de la conquista de la Nueva España es el mismísimo Hernán Cortés y no Bernal Díaz del Castillo.

‘‘Me di cuenta de que los arqueólogos y los antropólogos no ponen mucho énfasis en el siglo XVI y aquellos que muestran un mínimo interés no conocen la realidad del mundo prehispánico. Eso genera una profunda incomprensión”, acota el doctor en historia por la Universidad de París (conocida como La Sorbona).’’

Siempre fue un vanguardista

‘‘Los últimos años de vida del fundador de la Nueva España nunca llamaron la atención de los historiadores y los ensayistas; es imposible que el hombre cuya energía le había permitido tomar el poder de una nebulosa de 25 millones de habitantes pudiera, de un día para otro, fundirse en el más opaco de los anonimatos. Así que decidí emprender una investigación que nadie hasta entonces había hecho’’, refiere Christian Duverger.

‘‘En contraste con la idea de que Cortés no había dejado huella al final de su vida, encontré documentos que permiten situarlo en Valladolid desde la partida del rey. La razón por la que los historiadores le perdieron la pista es por su cambio de vida, pues se sumergió en un nuevo ambiente intelectual y literario.

‘‘Aunque debo destacar que siempre fue un vanguardista, pues tuvo contacto con los movimientos intelectuales de la época. Prueba de su impresionante prosa son Las Cartas de relación, dirigidas al emperador Carlos V, donde describe su viaje a México, su llegada a Tenochtitlan, capital del imperio mexica y algunos de los eventos que resultarían en la Conquista.”

Para Duverger la idea más innovadora que tuvo Cortés durante su arribo a México fue ‘‘el mestizaje”, debido a que sólo así se podía crear un mundo nuevo. Aparentemente el explorador español deseaba integrarse al mundo mesoamericano y no aniquilarlo.

‘‘Cortés nunca decidió hacer la Conquista, al contrario, optó por entrar al territorio mexicano y buscar alianzas; jamás representó un poder político. El mestizaje significaba para él una aceptación mutua, aunque esta noción suele tener desprestigio para la sociedad mexicana.

‘‘Espero que con esta investigación los lectores tengan una visión más certera de quién fue Cortés: el padre de la patria, un erudito y escritor nato.”

Últimas noticias