Ai Weiwei critica arresto de Assange: "un día triste para Occidente"

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. En vísperas de la apertura de “Ai Weiwei. Restablecer memorias”, el artista y activista chino radicado actualmente en Berlín, Alemania, conversó hoy con un centenar de medios en el Museo Universitario Arte Contemporáneo (Muac), donde la exposición de básicamente dos grandes instalaciones abrirá sus puertas el sábado 13 a las 10:00 horas sin acto oficial.

En el encuentro, que duró una hora Weiwei, quien ha sido arquitecto, documentalista y pionero en el uso de las redes sociales, no eludió ningún tema. De hecho, su manera tan franca y abierta de pensar se refleja en los trabajos que preparó para la muestra. Por un lado, exhibe por vez primera en América Latina un templo ancestral de la dinastía Ming, conformado por mil 300 piezas, con cinco siglos de antigüedad, que él adquirió en un depósito de chácharas.

Ai Weiwei, ante pregunta de La Jornada, se refirió al arresto de Julian Assange, fundador de Wikileaks, ocurrido unas horas antes. Al respecto, dijo: "(Assange tiene derecho a permanecer (en la embajada de Ecuador) como disidente, para proteger la libertad de expresión. Hoy es un día muy triste para Europa, para Occidente, por el arresto de alguien como Assange".

El artista chino ha apoyado en numerosas ocasiones la labor de Wikileaks y visitó a Assange en la embajada durante su estancia como refugiado".

Graciela de la Torre, directora de Artes Visuales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explicó que el templo vino desarmado en barco, además de China llegaron nueve personas para armarlo.

Ai Weiwei mencionó el arresto, unas horas antes, de Julian Assange:

La segunda pieza consiste en un monumento visual, hecho con un millón de piezas de LEGO, cuyo tema es los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos en 2014. Respecto al uso de este material para reproducir los rostros de los jóvenes, Weiwei alabó su cualidad “clásica”, a la vez que carece de cualquier gesto lo que lo hace “más democrático”.

También proyectará avances de su documental “Vivos” que “no es acerca de quien hizo qué. Todos sabemos quién hizo qué. Lo que no entendemos como sociedad es que tus amigos no regresan. ¿Qué impacto tendría eso cuando ves que tus muchachos no vuelven jamás? ¿Qué pasa a una sociedad que constantemente ve que las personas desaparecen? Que hay impunidad, que los criminales nunca han sido castigados, además quién es el criminal. Ese tipo de preguntas me motivan a hacer un filme para decirles a las personas quién es el mexicano y cómo ha sido lastimado por esos hechos trágicos”.

El artista expresó que hace tres años decidió hacer un viaje a México, durante el que visitó el Muac, museo que le encantó al igual que la UNAM. Al surgir la posibilidad de hacer una exposición aquí quiso hacer un proyecto especial que le hablara de la sociedad mexicana que desconocía. Recordó haber visto en las calles de la ciudad carteles de los 43 estudiantes, hacía preguntas al respecto, sin embargo “nadie me podía dar una respuesta clara”.

Dijo, “ya que tengo que hacer un proyecto aquí por qué no hago un poco de investigación con los especialistas, las autoridades y las familias. Sólo obtuve más enigmas”.

Ambas obras tienen que ver con intentos de borrar la memoria.

Últimas noticias