Suman 200 mamuts los encontrados en Santa Lucía

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El número de esqueletos de mamut descubiertos en el sitio donde se está construyendo un aeropuerto al norte de la Ciudad de México aumentó a cuando menos 200, y una gran cantidad aún no es excavada, dijeron expertos el jueves.

Los arqueólogos tienen esperanzas de que el sitio que se ha convertido en una especie de “central de mamuts” — las orillas de un lago ancestral que atrajo, y atrapó, a estos animales en su suelo pantanoso — pudiera ayudar a solucionar el misterio de su extinción.

Los expertos dicen que aún se están haciendo descubrimientos en el sitio, incluyendo indicios de que seres humanos pudieran haber fabricado herramientas con huesos de los animales muertos entre 10 mil y 20 mil años atrás.

Hay tantos mamuts en el sitio del nuevo aeropuerto de Santa Lucía que observadores acompañan a cada bulldozer que excava en el suelo para asegurarse de que el trabajo sea suspendido cuando se descubren huesos de esos animales.

“Tenemos cerca de 200 individuos de mamuts, unos 25 camellos, cinco caballos", dijo el arqueólogo Rubén Manzanilla López, del Instituto Nacional de Antropología e Historia, refiriéndose a animales que se extinguieron en las Américas. El sitio está a sólo unos 20 kilómetros (12 millas) de fosos artificiales —en esencia trampas poco profundas para mamuts— construidas por los antiguos habitantes del área.

Manzanilla López dijo que está comenzando a surgir evidencia de que, incluso si los mamuts en el sitio murieron de causas naturales tras quedar atascados en el lodo del ancestral lecho lacustre, sus restos podrían haber sido extraídos por seres humanos, en forma similar a aquellos hallados en el sitio de trampas en la localidad de San Antonio Xahuento, en el municipio vecino de Tultepec.

Aunque aún se realizan pruebas en los huesos de mamut para intentar hallar posibles marcas de matanzas, los arqueólogos han encontrado docenas de herramientas hechas a base de hueso de mamut — usualmente mangos utilizados para sostener herramientas o instrumentos para cortar —como las halladas en Tultepec.

“En Tultepec se encontraron herramientas hechas de los mismos huesos", dijo Manzanilla López. “Aquí hemos tenido ya varios indicios de que tenemos ese tipo de herramientas, pero hasta que no se hagan los estudios de laboratorio donde se puedan ver las huellas de estos instrumentos o posibles instrumentos, no queremos decir que sí tenemos esas evidencias; tiene que ser con sustento, y además más académico".

El paleontólogo Joaquín Arroyo Cabrales dijo que “con esta gran muestra tan impresionante (el sitio del aeropuerto) va a ser un lugar importante para probar esta hipótesis" sobre la extinción masiva de los mamuts.

“¿Qué causo la extinción de este animal? Por todos lados hay la discusión, si fue el cambio climático o fue la presencia humana directa”, dijo Arroyo Cabrales. “Creo que al final nuestra decisión a nivel continental va a ser que hubo un efecto sinergístico entre el cambio climático y la presencia humana”

Ashley Leger, una paleontóloga en la compañía Cogstone Resource Management, con sede en California, que no participó en las excavaciones, hizo notar que esas muertes colectivas naturales "son raras. Tienen que cumplirse unas condiciones muy específicas que permiten que haya un conjunto de restos en un área, y también que se preserven como fósiles. Es necesario que existan medios para que queden enterrados rápidamente y experimenten bajos niveles de oxígeno".

Ahora el sitio cercano a la Ciudad de México parece haber superado al sitio de mamuts en Hot Springs, Dakota del Sur — que tiene unos 61 conjuntos de restos — como el mayor hallazgo de huesos de mamut en el mundo. Otras concentraciones grandes han sido descubiertas en Siberia y en los pozos de alquitrán en La Brea, en Los Ángeles.

Por ahora parece haber mamuts por todas partes en el sitio del nuevo aeropuerto, y los descubrimientos pudieran desacelerar, aunque no frenar, su construcción.

El capitán del ejército Jesús Cantoral, que supervisa las labores para preservar los restos en el sitio de la construcción encabezada por esa fuerza militar, dijo que “están pendientes de ser intervenidos un gran numero de unidades de excavación”, y que observadores tienen que acompañar a las retroexcavadoras y a los bulldozers cada vez que comienzan a trabajar en una parte inexplorada.

El proyecto es tan enorme, dijo, que las máquinas pueden ir a cavar a otra parte mientras los arqueólogos estudian el área.

Está previsto que el proyecto del aeropuerto sea completado en 2022, y entonces concluirán las excavaciones.

 

Últimas noticias