Manuscritos de Mawangdu, el atlas anatómico más antiguo del mundo

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Madrid. Los manuscritos médicos de Mawangdui, hallados en una tumba china a principios de la década de 1970, han sido interpretados como la descripción anatómica más antigua que se conserva del cuerpo humano.

Un estudio publicado en The Anatomical Record por Vivien Shaw e Isabelle Winder de la Universidad de Bangor, y Rui Diogo de la Universidad de Howard, desafía así la tradicional visión de que la anatomia tiene sus raíces en la Grecia clásica.

Descubiertos cerca de Changsha, en el centro sur de China, los manuscritos se colocaron en una tumba hace unos 2 mil 200 años en el año 168 a. C. Esta nueva interpretación de los textos los convertiría en el atlas anatómico superviviente más antiguo del mundo.

Vivien Shaw, profesora de anatomía en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Bangor, ha estudiado la anatomía que se encuentra en los antiguos textos médicos chinos durante más de siete años.

Ella explica en un comunicado: "Tenemos que abordar estos textos desde una perspectiva diferente a nuestra visión médica occidental actual de los sistemas separados de arterias, venas y nervios del cuerpo. Los autores no tenían esta comprensión, en cambio, miraban el cuerpo desde el punto de vista de la Medicina tradicional China, que se basa en el concepto filosófico de los opuestos complementarios del yin y el yang, familiar para aquellos en occidente que siguen el espiritualismo oriental".

El coautor Izzy Winder, de la Facultad de Ciencias Naturales, dijo: "Lo que hemos hecho es reinterpretar los textos, que describen once 'caminos' a través del cuerpo. Algunos de ellos se asignan claramente a los 'meridianos' de acupuntura posteriores. Hemos podido mostrar paralelos significativos entre las descripciones en el texto y las estructuras anatómicas, y así redescubrir el antiguo interés en el estudio científico de la forma humana. Los estudiosos anteriores no han visto las obras como una descripción de la anatomía, porque las prácticas culturales confucianas contemporáneas veneraban antepasados y así evitaron la disección. Sin embargo, pensamos que la disección estuvo involucrada y que los autores habrían tenido acceso a los cuerpos de los criminales, como se relata en textos posteriores".

Vivien Shaw agregó: "Nuestros hallazgos reescriben una parte clave de la historia china. La era Han contemporánea fue una época de gran aprendizaje e innovación en las artes y las ciencias, por lo que este tipo de ciencia anatómica clásica encaja con la cultura predominante de la época. Creemos que nuestra interpretación del texto desafía la creencia generalizada de que no existe una base científica para la 'anatomía de la acupuntura', al mostrar que los primeros médicos que escribieron sobre los meridianos de hecho describían el cuerpo físico".

La investigación moderna de la acupuntura se basa en la suposición de que lo importante es la función de los puntos y meridianos de acupuntura. "Nuestra interpretación muestra que los anatomistas originales estaban haciendo un mapa de la estructura del cuerpo, no de su función", añadió.

Últimas noticias