La Unesco renueva en México cátedra de riesgos hidrometeorológicos

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Luego de cuatro años de trabajo en ocho líneas de investigación en temas de temperaturas extremas y ondas de calor; tele-conexiones de índices climáticos y eventos extremos; tendencias de cambio climático; escenarios climáticos; sequías; gestión del agua en la cuenca del río Bravo; hidrología, recursos hidráulicos y cambio climático; clima y migración, y dado los buenos resultados de estos estudios, la Unesco renovó la Cátedra de Riegos Hidrometeorológicos con sede en México.

De esta manera, la Universidad de las Américas Puebla renovó por cuatro años más –hasta 2024- el acuerdo obtenido en 2016 con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, a fin de continuar las labores de la Cátedra Unesco-Udlap de Riesgos Hidrometeorológicos.

Una Cátedra Unesco es un programa de investigación, difusión del conocimiento y formación de recursos humanos que trabaja alrededor de un tema de relevancia global o regional, el cual integra investigadores de diversas instituciones de varios países que colaboran en diferentes modalidades. En cada una existen una o más instituciones sedes y desde octubre de 2016 el tópico de Riesgos Hidrometeorológicos pertenece a la Universidad arriba citada .

“Para contar con una cátedra se requiere que la institución demuestre contar con un grupo de investigación de prestigio internacional en el tema; contar con el apoyo de otras cátedras o centros Unesco de instituciones gubernamentales, de la aprobación previa del gobierno del país sede, entre otros requisitos; a su vez, con un sólido prestigio académico, que manifieste su compromiso de apoyo y que tenga la infraestructura necesaria”, explicó el Dr. Polioptro Martínez Austria, actual director de la cátedra.

“Estamos muy satisfechos con la renovación y con los términos en que se nos otorgó, reconociendo las actividades y resultados en el periodo 2016-2020. La renovación, considerando además las condiciones actuales, representa un gran reto que abordaremos con entusiasmo”, comentó el también académico del Departamento de Ingeniería Civil y Ambiental de la Udlap.

“El principal reto, que no es exclusivo de la cátedra, es el ampliar y aumentar las fuentes de financiamiento. Otro reto, que nos ha planteado la UNESCO es incrementar la denominada colaboración norte-sur, es decir que habremos de incrementar nuestra colaboración con instituciones de Estados Unidos, Canadá y Europa”, mencionó el editor general de la revista Entorno.

Cada línea de investigación de las ocho citadas cuenta con líderes dirigiéndolas, como la doctora Alison Elizabeth Lee, el doctor Carlos Patiño Gómez, el doctor Polioptro F. Martínez Austria y el doctor Justin Stoler, académico del Abess Center for Ecosystem Science and Policy de University of Miami.

Al continuar en la red de investigación, docencia y cultura de la Unesco, la universidad abre un panorama de colaboración global con los mejores centros, universidades e investigadores del mundo. Esta participación habilita un potencial enorme para avanzar en la producción y difusión de conocimiento, así como en la formación de recursos humanos de alto nivel; entre otros fines que le permitan continuar con las líneas de investigación, proyectos en puerta como el análisis de la seguridad hídrica en la cuenca del Atoyac.

Últimas noticias