Cambio Climático merma población de mariposa monarca

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El cambio climático está afectando a las poblaciones de Mariposa Monarca, señaló Gloria Tavera Alonso, directora regional de Centro y Eje Neovolcánico de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), quien explicó que debido a esta circunstancia sus comportamientos cambian, por ejemplo empezaron a regresar antes hacia el norte.

En conferencia de prensa en donde se presentaron los Resultados del Monitoreo de Mariposa Monarca, temporada de hibernación 2019-2020, expertos en el tema señalaron que la Mariposa Monarca redujo en 53 por ciento su ocupación en los bosques mexicanos. Este año la especie ocupó 2.83 hectáreas a diferencia de los 6.05 hectáreas reportadas en 2018-2019.

También disminuyó en más de la mitad la población. Durante la temporada 2019 – 2020, se registraron 11 colonias de mariposa Monarca (3 en Michoacán y 8 en el estado de México), que ocuparon 2.82 hectáreas, de las cuales cinco colonias (2.458 ha) se ubicaron dentro de la Reserva de la Biósfera Mariposa Monarca y seis colonias (0.36 ha) se establecieron fuera de ella.

Lo anterior significa una disminución del 53.22 por ciento con respecto a la superficie ocupada en diciembre de 2018.

La Reserva de la Biósfera Mariposa Monarca continúa siendo un sitio fundamental para la hibernación de la Monarca, donde se concentró el 87 por ciento de la población total de mariposas durante esta temporada.

La colonia del ejido El Rosario (Santuario Sierra Campanario), registró la mayor superficie forestal con 1.27 hectáreas y la más pequeña (0.001 ha) fue el ejido El Potrero (santuario Cerro de la Antena), esta colonia representa un nuevo registro dentro del Área de Protección de los Recursos Naturales Zona Protectora Forestal, Valle de Bravo, Malacatepec, Tilostoc y Temascaltepec.

Por segunda ocasión se registró la colonia del ejido Ojo de Agua con 0.049 hectáreas. Se midió la colonia de Atlautla en el área de influencia del Parque Nacional Iztaccihuatl-Popocatepetl, con 0.01 hectáreas.

Roberto Aviña Carlín, Comisionado Nacional de Áreas Naturales Protegidas, mencionó que el esfuerzo que se realiza para conservar este “espectacular fenómeno migratorio” es el resultado de la coordinación que tiene México con los gobiernos, la academia y la sociedad civil de Canadá y Estados Unidos desde febrero de 2014 cuando se definió en el marco de la Cumbre de Líderes de Norteamérica celebrada en Toluca, estado de México donde se estableció un Grupo de trabajo trilateral ante el declive de la población registrado en la temporada 2013-2014 que fue de 0.67 hectáreas de ocupación forestal de las colonias de mariposa Monarca en sus Santuarios de hibernación.

“En las temporadas de hibernación más recientes lo usual ha sido que las mariposas ocupen en promedio cerca de tres hectáreas de bosque. La temporada anterior, 2018-2019, fue muy buena, con 6.05 ha de bosque ocupadas, pero ciertamente atípica, gracias a que la primera generación de mariposas de la primavera 2018 en Texas encontró condiciones climáticas favorables para repoblar todos los sitios de reproducción en Norteamérica”, explicó Jorge Rickards, director general de WWF México.

“La actual reducción de la población de Monarcas no es alarmante, pero debemos seguir atentos a que no sea una tendencia en los próximos años. El trabajo de conservación es de largo plazo. En este sentido la Alianza WWF Fundación Telmex Telcel tiene más de 16 años midiendo la superficie de bosque ocupada por las mariposas durante su hibernación y 20 años monitoreando las condiciones del bosque de la Reserva de la Biósfera Mariposa Monarca, el cual refleja buenas condiciones como hábitat de hibernación con un índice de tala ilegal muy bajo, de 0.43 ha en el lapso de 2018-2019.

 

 

Últimas noticias