Mezcla de dos inhibidores de moléculas ralentiza el cáncer de páncreas

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Pamplona. La combinación de dos inhibidores de moléculas mostró una ralentización en el desarrollo del cáncer de páncreas, según un estudio preclínico, iniciado por Mariano Ponz-Sarvise, oncólogo de la Clínica Universidad de Navarra e investigador del Cima, durante su estancia como becario clínico en el Laboratorio Cold Spring Harbor, en Estados Unidos.

La investigación, publicada en la revista Clinical Cancer Research, continúa con la línea en cáncer de páncreas iniciada hace unos años con el uso de modelos de organoides (cultivo tridimensional de tejido) desde el Cima y la Clínica, en el Programa de Tumores Sólidos.

Lo más destacable es que utilizamos un modelo de organoides en el que somos capaces de estudiar tejido normal y tumoral para buscar diferencias, así como la combinación de fármacos más eficaz contra el tumor, explicó Ponz-Sarvise.

Solución efectiva y menos tóxica

Hasta ahora era conocida la participación de las moléculas MEK y AKT en la activación de las células tumorales pancreáticas, pero los tratamientos no se habían mostrado efectivos debido a una tercera familia involucrada, denominada HER. Además, inhibir las tres moléculas a la vez generaba una toxicidad elevada en fases preclínicas, por lo que en el estudio los investigadores analizaron las distintas combinaciones entre ellas en busca de una solución igual de efectiva pero menos tóxica, destacó la Clínica Universidad de Navarra en un comunicado.

Queríamos ver si alguna combinación de MEK con HER o de AKT con HER era igual de eficaz que la triple mezcla, sin producir alta toxicidad; lo que hemos visto es que la pareja que mejor funciona es MEK con el inhibidor de HER, señaló el especialista. Lo que se ha comprobado es que inhibir esas dos moléculas hace que el desarrollo del tumor sea más lento. Incluso, en alguno de los grupos, claramente disminuye, apuntó.

Según indicó, la investigación todavía está en fase preclínica, pero conseguir ralentizar la evolución del tumor favorecería que la supervivencia del paciente sea mayor y abriría las posibilidades de beneficiarse de nuevos tratamientos o ensayos clínicos que en ese tiempo se desarrollen.

Desde la Clínica Universidad de Navarra han explicado que en la actualidad, el cáncer de páncreas no es muy frecuente, pero su incidencia y mortalidad se incrementó en los años pasados, ya que se trata de una afección muy agresiva. La dificultad de un diagnóstico temprano y la falta de efectividad en los tratamientos actuales aumentan la importancia de la investigación.

 

Últimas noticias