Pájaro carpintero de anteojos, nueva especie hallada en Borneo

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Washington DC. Científicos del Instituto Smithsoniano expertos en la avifauna de Borneo han descubierto una especie de ave no descrita hasta ahora, que llamaron 'pájaro carpintero de anteojos'.

Si bien los científicos y los observadores de aves habían vislumbrado previamente el pequeño pájaro gris en los bosques de tierras bajas alrededor de la isla, el equipo del Smithsoniano es el primero en capturarlo y estudiarlo, lo que ha permitido su descripción científica formal como una nueva especie.

El estudio del equipo, publicado en la revista Zootaxa, confirma que el ave pertenece a una colorida familia de pájaros que comen frutas, conocidos como pájaros carpinteros, que se encuentran en todo el sur de Asia tropical, Australia y las islas cercanas. Pero según el análisis molecular, la nueva especie no está estrechamente relacionada con ningún otro pájaro carpintero conocido.

"Este pájaro es totalmente único --asegura Christopher Milensky, gerente de colecciones de la División de Aves del museo y líder de la estudio del Smithsoniano que condujo al nuevo descubrimiento--. Es diferente a cualquier otra cosa, y es el último ejemplo de la rica biodiversidad que se puede encontrar en esta región".

La isla tropical de Borneo, en el sudeste asiático, alberga cientos de especies de aves, incluidas docenas que no se pueden ver en ningún otro lugar del mundo. Pero el pájaro carpintero de anteojos ha llamado especialmente la atención desde que fue fotografiado e informado de su existencia por un grupo de observadores de aves por primera vez en 2009.

El cuerpo robusto, barrigón y pico rechoncho de inmediato sugirió que era un pájaro carpintero, pero sus marcas faciales distintivas: los arcos blancos prominentes encima y debajo de los ojos que le dan al ave su aspecto de anteojos no eran familiares. Ese grupo, al que pertenecía el ornitólogo de la Universidad de Leeds David Edwards, denominó al pájaro con un nombre común, Spectacled Flowerpecker (pájaro carpintero de anteojos), y propuso que podría ser una especie nueva para la ciencia.

Durante los siguientes diez años, las aves que coincidían con la descripción del nuevo animal se veían periódicamente en los bosques de tierras bajas alrededor de la isla. Pero no fue sino hasta principios de este año, cuando Milensky y Jacob Saucier, especialista en museos y el equipo que lideró el estudio que describe formalmente la nueva especie, encontraron a la esquiva criatura en una remota reserva de vida silvestre en el suroeste de Borneo, cuando los científicos tuvieron la oportunidad de estudiar el pájaro carpintero de anteojos directamente.

Milensky y Saucier estaban colaborando con la Corporación Forestal Sarawak de Malasia para documentar la diversidad de especies de aves que viven en el Santuario de Vida Silvestre Lanjak Entimau. Su sitio de investigación estaba a kilómetros de cualquier avistamiento de pájaro carpintero de anteojos reportado, por lo que descubrir uno fue inesperado.

Aun así, asegura Milensky, lo reconoció de inmediato. "Estaba bastante seguro de que era eso, y sabía que no se había descrito y documentado formalmente --añade--. Tan pronto como lo vi, supe que teníamos que describir una nueva especie de ave".

Milensky y Saucier regresaron al museo para examinar de cerca al ave, analizar sus características externas y comparar su ADN con el de otros pájaros carpinteros. Su análisis genético resultó ser otra sorpresa cuando el equipo se dio cuenta de lo diferente que era respecto de los miembros de su familia. "No está relacionado con ninguno de los otros pájaros carpinteros tan de cerca --apunta Saucier-. Es una especie completamente nueva que se destaca claramente".

El equipo del Smithsoniano también analizó la dieta de las aves. Al igual que otros pájaros carpinteros, la nueva especie ha sido vista comiendo muérdago, una planta parásita que crece en el dosel del bosque.

Mediante un análisis de ADN y una inspección minuciosa de las semillas del intestino del ave, el equipo pudo identificar el tipo de muérdago que come el ave. Esta información brinda a los investigadores una nueva perspectiva sobre las necesidades ecológicas y las preferencias de hábitat de esta ave.

Con información más detallada sobre la dieta y la ecología de las aves ahora disponible, las personas que esperan detectar la nueva especie tendrán una mejor idea de cuándo y dónde mirar, dice Saucier.

A pesar de ser pequeño, gris y que se mantiene principalmente en las copas de los árboles, el pájaro carpintero de anteojos ya se ha visto en muchos lugares de la isla, lo que sugiere que puede estar muy extendido. "Creemos que donde sea que ocurra el bosque primario y el muérdago, hay una buena probabilidad de que este pájaro pueda estar allí", apunta Saucier.

Los investigadores esperan que su descubrimiento llame la atención sobre la diversidad inexplorada que permanece en los bosques de Borneo, y la importancia de conservar estos ecosistemas amenazados.

Proteger los recursos naturales de la región de la tala, las plantaciones de palma y otras fuentes de deforestación es fundamental para preservar las especies endémicas, así como los hogares y los medios de vida de los pueblos indígenas de la isla.

Saucier agrega que el conocimiento y las habilidades de la gente local fueron esenciales para permitir que el equipo de investigación acceda a la reserva de vida silvestre y a los animales para su estudio. El nombre científico que el equipo eligió para el pájaro carpintero de anteojos, Dicaeum dayakorum, honra a los Dayaks, las personas que viven y trabajan para proteger los bosques de la isla.

Últimas noticias