Astronautas cambiarán baterías a la Estación Espacial

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Cabo Cañaveral, Florida. Los astronautas iniciaron el domingo la primera de cinco caminatas para reemplazar baterías viejas en la Estación Espacial Internacional.

Christina Koch y Andrew Morgan tuvieron que quitar un par de baterías viejas e instalar una nueva que llegó hace apenas una semana. Estas pilas nuevas de iones de litio son tan poderosas que sólo se necesita una por cada dos viajes, que son las que estaban originalmente en el laboratorio en órbita.

Las baterías de 180 kilogramos (400 libras), la mitad del tamaño de un refrigerador, forman parte de la red de energía solar de la estación. Los astronautas las han mejorado desde 2017. Van a la mitad del camino.

El cambio de baterías más reciente fue particularmente difícil dada la ubicación en el extenso marco de la estación. Está muy lejos para que el brazo robótico de 17 metros (58 pies) de largo lo alcance, lo que hizo que Koch y Morgan tuvieran que cargar las baterías de un lado a otro. Es por eso que se necesitan tantas caminatas espaciales en esta ocasión para reemplazar las 12 baterías viejas de níquel-hidrógeno con seis versiones de las de iones de litio.

Morgan disfrutó de un amanecer mientras realizaba la caminata. “Oh por Dios”, dijo. “Es bastante impresionante”.

La NASA planea finalizar las caminatas este mes, seguidas por un paseo espacial ruso. Luego otras cinco caminatas entre estadunidenses e italianos se llevarán a cabo en noviembre y diciembre para arreglar un instrumento científico importante. La NASA lo llamó la “bonanza de caminatas espaciales”.

Este inusual gran número de paseos espaciales albergará el primero realizado por puras mujeres, por parte de Koch y Jessica Meir, a fines de este mes.

Koch ha recorrido dos tercios de una misión de más de 300 días. Será el viaje espacial más largo hecho por una mujer.

 

 

Últimas noticias