Desarrolla la UNAM método para detectar Covid en aguas residuales

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) desarrolló un método para detectar en aguas residuales el virus que causa el Covid-19, señaló la directora del citado centro, Rosa María Ramírez Zamora.

Al participar en el foro virtual Semana de Mujeres en la Ingeniería, organizado por la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación de la Ciudad de México (Sectei), resaltó que lo anterior permitirá generar modelos matemáticos de predicción para posibles brotes de contagios en zonas específicas, a través de la biología molecular.

Ramírez Zamora destacó que por primera vez en América Latina ya fue aceptado un artículo en torno a este método desarrollado por el Laboratorio de Investigación en Procesos Avanzados de Tratamiento de Aguas de la Unidad Juriquilla, Querétaro, del instituto.

El procedimiento, de acuerdo con información difundida por la UNAM, puede ser una alerta temprana para conocer zonas de riesgo entre siete y 10 días antes de que los habitantes de la misma presenten síntomas de la enfermedad.

Lo anterior, debido a que el virus conserva trazas de material genético en las heces humanas que llegan a las aguas residuales, convirtiéndose así en huellas que los expertos pueden detectar a través de pruebas PCR y cuantificarlo.

El método se ha aplicado en diversos puntos de la ciudad de Querétaro y se ha hecho una propuesta al Sistema de Aguas de la Ciudad de México para su aplicación en la capital del país.

Hay muy pocas ingenieras

En el foro también participó la secretaria académica del Instituto de Ingeniería, Norma Patricia López Acosta, quien señaló, con base en datos del Sistema Nacional de Investigadores, que de los integrantes de este gremio 37 por ciento son mujeres y el resto varones; además de que ocho de cada 100 ingenieros son del sexo femenino.

Aunado a ello, manifestó que las mujeres en México trabajan 78 horas a la semana y 66 por ciento de ellas no recibe remuneración. Agregó que en el caso de las ciencias e ingenierías no hay suficiente campo laboral para las ingenieras.

La titular de la Sectei, Rosaura Ruiz Gutiérrez, manifestó que hay discriminación e importantes desigualdades, por eso las mujeres deciden no participar en actividades relacionadas con las ingenierías, matemáticas o física.

Mujeres con capacidad hay muchísimas, pero hay que despertar vocaciones, hay que buscar que desde niñas vean la importancia de que se dediquen también a estas disciplinas y que eso no implica abandonar una vida familiar o una vida como mujer ni mucho menos, expresó.

También participaron la coordinaría de Ingeniería Ambiental y jefa del Laboratorio de Ingeniería, Susana Saval Bohórquez, así como la responsable del grupo de investigación en ingeniería de transporte y logística, Angélica Lozano Cuevas, ambas del Instituto de Ingeniería.

Las cuatro expertas expresaron que su interés por esta disciplina comenzó desde su niñez, por lo que decidieron dedicarse a su estudio, en el que ha sido fundamental el apoyo de familiares, amigos y profesores.

Tags

UNAM

Últimas noticias