Trabajadores de Fisher’s Polanco atacan a dos supervisores del Invea

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Dos hombres fueron puestos a disposición del Ministerio Público por amenazas y daño a la propiedad, tras agredir a dos trabajadores del Instituto de Verificación Administrativa (Invea), quienes colocaron un sello de suspensión de actividades en el restaurante Fisher’s ubicado en la colonia Polanco quinta sección, alcaldía Miguel Hidalgo, por violar las disposiciones por la emergencia sanitaria.

La noche del sábado los verificadores acudieron a supervisar que se cumplieran las medidas de protección a la salud fijados por la administración capitalina.

Tras determinar que existía una violación a ellas y la actividad preponderante era la venta de bebidas alcohólicas y no la comida, intentaron suspender el servicio y colocar los sellos correspondientes, lo que ocasionó el enojo de quienes ahí se encontraban.

De acuerdo con un video que circula en redes sociales, más de 50 personas, entre ellos el presunto propietario del lugar y trabajadores, empezaron a agredirlos verbal y físicamente, por lo que se resguardaron en el vehículo oficial en el que se trasladaban.

Operadores del Centro de Control y Comando (C-2) poniente solicitaron la intervención de los policías debido a que por medio de las cámaras de videovigilancia notaron cuando rodearon y vandalizaban el vehículo con logotipos del Invea, el cual trataron de voltear.

Policías llegaron a auxiliar a los inspectores

Los oficiales acudieron al cruce de las calles Homero y Francisco Petrarca, donde vieron el ataque al vehículo, por lo que rescataron a los representantes del Invea. El automóvil fue recuperado con daños en cristales y carrocería.

Los afectados, de 31 y 39 años, informaron a los oficiales que mientras intentaban suspender las actividades del local por incumplir las normas marcadas por las autoridades sanitarias los trabajadores del restaurante los agredieron, los sacaron y pudieron resguardarse en el vehículo, el cual golpearon hasta romper el medallón, por lo que los uniformados aseguraron a los dos responsables de incitar y participar en las agresiones.

En el video sale una persona con camisa blanca que exige a los uniformados que apliquen la ley, de forma agresiva y en aparente estado de ebriedad, mientras quienes presencian el incidente tratan de evitar una confrontación mayor.

Una segunda persona vestida de negro manotea dentro del vehículo con gritos de ¡No tocan a nadie, no tocan a nadie!, tras lo cual el individuo de blanco azuza a las personas para voltear el carro.

Al menos una docena de policías se mantuvieron expectantes un par de minutos y las personas que se encontraban al lado calman un poco la situación. Yo estoy tranquilo, carajo, apliquen la ley, coño... son unos ineptos, les decía el primer hombre.

Los sujetos fueron puestos a disposición del Ministerio Público, donde se determinará su situación jurídica, mientras el Invea presentó una denuncia por amenazas y daño a la propiedad. El lugar quedó clausurado.

Últimas noticias