Permiten en la GAM instalación de feria pese a pandemia

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Los vecinos de las colonias Ampliación Casas Alemán, Héroes de Cerro Prieto, Ex Escuela de Tiro, Aquiles Serdán, Romero Rubio y Aragón, denunciaron falta de sensibilidad en las autoridades de Gustavo A. Madero, y el alcalde Francisco Chiguil, al permitir la instalación de una feria para celebrar el día de Nuestra Señora de la Merced, en la parroquia que lleva el mismo nombre, por el riesgo que conlleva por un potencial contagio de Covid-19 entre los asistentes.

Desde las primeras horas de este miércoles, decenas de camiones de carga viejos llegaron a las inmediaciones del templo católico, principalmente a la avenida Cairo, para instalar los juegos de mecánicos, de destreza y de todo tipo, sin importarles, como cada año, bloquear los accesos vehiculares de los vecinos de la colonia, que tan solo hace un par de semanas se encontraba entre las de mayor contagio de Covid-19 en la alcaldía.

“Va a ser un contagiadero de la fregada, que ni nos podemos imaginar, porque aquí viene gente de todas las colonias cercanas a aventarse huevos con harina, globos con agua y todo tipo de cosas, según ellos para divertirse y la limpieza no es algo que se les dé a los de la feria”, comentó uno de los colonos del lugar, quien pidió no citar su nombre por temor a represalias.

El entrevistado hizo notar que la zona es, “de por sí” difícil para el tránsito vehicular, por los comercios ambulantes que se ubican en la calle Cairo; pero en esta fecha de conmemorar a Nuestra Señora de la Merced, los ferieros ni a ellos mismos les dejan espacios, y bloquean los accesos para que los vecinos lleguen a sus cocheras.

“Hace un año quería yo entrar a guardar mi coche, y uno de los de la feria me dijo que si entraba ya no podría salir, porque ellos estaban trabajando… o sea que ni a mi propia casa o garaje puedo llegar”.

Una vecina que también pidió reservar su nombre, reflexionó en torno al riesgo de contagios de Covid-19, en virtud de que los ferieros ni siquiera tienen agua para sus actividades cotidianas, hacen del baño en la vía pública y por la noche consumen alcohol y diferentes tipos de sustancias.

Ambos coincidieron en que las autoridades de la alcaldía deben dar una explicación de por qué autorizaron la feria en plena contingencia sanitaria y los beneficios que reciben por dejar que se instale sin las mínimas medidas sanitarias.

 

 

Últimas noticias