Preocupa el tema de salud de menores por la pandemia

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La emergencia sanitaria por Covid-19 ha derivado en casos de violencia, un aumento en los intentos de suicidio y riesgos de que los niños y adolescentes sean víctimas de delitos en el ciberespacio, al quedarse solos en sus hogares, porque sus padres van al trabajo o tienen un mayor acceso a teléfonos celulares, computadoras o tablets. 

En la presentación de resultados de la “Encuesta de Infancias Encerradas”, realizada por la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, el alcalde de Cuauhtémoc, Néstor Núñez, expresó su preocupación por el tema de salud mental. 

Durante estos casi seis meses de encierro por la pandemia han aumentado los intentos de suicidio, se redujo la comisión de ilícitos, pero creció la violencia en colonias como Centro, Obrero, Morelos, Doctores y Peralvillo. 

La situación, reconoció, es preocupante, cuando se tiene un seis por ciento de los niños que no viven con sus papás, la población flotante es de 2.5 millones, casi cinco veces superior a los 543 mil residentes, y la mayoría de los menores no cuentan con espacios para distraerse. 

Con la Procuraduría Social, adelantó, se trabajará en la recuperación de espacios comunes que fueron apropiados en unidades habitacionales, para ampliar una vivienda o abrir un negocio, a fin de que convertirlos en áreas de recreación. 

La violencia contra las mujeres y las fiestas clandestinas han crecido en Azcapotzalco, donde los niños y jóvenes que habitan en la demarcación cuentan con mayor accesibilidad a la tecnología, lo que puede derivar en un menor rendimiento deserción escolar. 

Así como correr el riesgo de ser víctimas de delitos en el ciberespacio, como el sexting o trata, alertaron la presidenta de la CDHCM, Nashieli Ramírez; el alcalde Vidal Llerenas y la secretaria ejecutiva del Sistema de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes, Esthela Damián. 

La Secretaría de Seguridad Ciudadana identificó diversas cuentas de Facebook, que suplantan la identidad de figuras públicas, con el fin de solicitar fotos íntimas de menores, como la llamada “Karol Sevilla – Soy Luna 4”. 

Los constantes ciberpatrullajes de la policía Cibernética localizó esta cuenta apócrifa, que posiblemente suplanta la identidad de una artista, donde los administradores hacen creer a sus seguidores que participan en concursos realizados en la plataforma Messenger. 

Los instan a superar desafíos, que van desde mandar fotos en traje de baño, hasta sin ropa, y así obtener premios, como una videollamada con la figura pública o un dispositivo móvil de última generación. 

Por ello, recomendó a los padres de familia revisar que las cuentas que sus hijos frecuentan estén verificadas, tener activo el control parental y, en la medida de lo posible, vigilar el uso de los dispositivos móviles y monitoreo de las publicaciones en redes sociales.  

Últimas noticias