CDMX sigue por novena semana en naranja; el jueves reabrirán teatros

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Sábado 22 de agosto de 2020. La Ciudad de México se mantendrá, por novena semana consecutiva, en color naranja del semáforo epidemiológico de la pandemia de Covid-19 y en alerta, pero se reabrirán las actividades en los teatros a partir del próximo jueves, con un aforo de 30 por ciento en locales cerrados y 40 por ciento en los que están al aire libre, además de estrictas medidas de seguridad sanitaria.

Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno, señaló que los contagios por Covid-19 se han dispersado en la ciudad, por lo que se ampliará de 44 a 158 las colonias que reciban atención prioritaria, las cuales reúnen 41 por ciento de los 6 mil 315 casos positivos; en esos lugares se aplicarán, por primera vez, pruebas colectivas en tianguis y mercados.

En caso de detectarse una positividad de 20 por ciento o más en asintomáticos, deberá cerrarse el centro de abasto y las personas con la enfermedad deberán aislarse. Entre los establecimientos susceptibles a esta intervención se encuentran los mercados de La Merced, Hidalgo, Tacuba y Morelos, así como los tianguis de Magdalena Contreras y el de Santo Domingo-Eje 10 Aztecas.

En su videoconferencia, la mandataria explicó que se mantiene el naranja con alerta porque se perdió la velocidad en la tendencia en la caída de contagios y hospitalizaciones que se había registrado en las semanas anteriores, con ligeros crecimientos en los cuatro días recientes, por lo que se busca retomar el camino y evitar regresar al color rojo.

Hasta el jueves se tenía una ocupación hospitalaria total de 2 mil 816 camas: 2 mil 139 son pacientes no intubados y 677 intubados. Estamos convencidos que podemos regresar a una tendencia a la baja, pero es importante que todos participemos responsablemente en las medidas preventivas y de aislamiento de casos positivos.

Explicó que con el nuevo programa, que consiste en no sólo atender las colonias con el mayor número de contagios de Covid-19, sino a aquellas que tengan 10 casos o más, así como las colindantes con al menos cinco enfermos.

Aseguró que en las zonas atendidas ha disminuido el número de personas positivas, pero ahora en vez de haber 30 casos en una colonia tenemos más distribuidos en varias; entonces, lo que estamos es cambiando un poco el modelo de intervención territorial para abarcar más áreas de la ciudad y con un porcentaje mayor de personas que son activas y potenciales contagios que se puedan dar.

Sheinbaum detalló que además de las restricciones a la venta de alimentos en la vía pública, pasarán de 35 a 70 los quioscos de la salud y se sumarán las pruebas colectivas en los centros de abasto, donde se recolectan muestras a 10 personas y se colocan en un mismo tubo.

Comentó que el objetivo es aislar a los casos positivos y romper la cadena de contagios, en lugar de regresar al rojo y aislarnos todos con las consecuencias que conocemos para la economía.

Últimas noticias