Muere cabecilla de Los Guerreros en enfrentamiento con la policía

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. En un enfrentamiento con policías capitalinos, Fernando Ari Álvarez Rubín, El Guerrero, principal distribuidor de estupefacientes y quien extorsionaba a dueños de bares y centros nocturnos en las alcaldías de Xochimilco, Tlalpan y Coyoacán, fue abatido junto con dos de sus escoltas, quienes se resistieron a ser capturados.

Dicho sujeto era líder del grupo delictivo Los Guerreros, el cual surgió tras la detención de los diversos cabecillas de la Unión Tepito, con quienes mantenían la pugna por el control territorial en la zona centro de la Ciudad de México, luego de que los primeros lograron arrebatarles el sur de la capital.

La mañana de ayer agentes capitalinos y de la Policía de Investigación de la Fiscalía General de Justicia (FGJ) cumplimentaron una orden de cateo en una casa de tres niveles ubicada en la calle Canal Trancantitla, entre Muyuguarda y Canal Tlicuilli, colonia Barrio 18, Xochimilco, pero al llegar fueron recibidos a balazos.

El que finalmente se entregó al ver la situación fue Roberto Adame Adame, presunto integrante de esa banda, quien fue trasladado en medio de un fuerte dispositivo de seguridad hacia la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Secuestro, ubicada en Azcapotzalco.

El Guerrero era calificado como un sujeto de alta peligrosidad entre las autoridades del gobierno de la ciudad al estar relacionado con el ataque al bar Tercer Milenio, ubicado en Calzada Acoxpa el pasado 14 de marzo a las 20:40 horas, en el que él mismo disparó en contra del personal del establecimiento, lo que dejó un trabajador fallecido.

En el video que circula en redes sociales se observa a ese sujeto cuando dispara en diversas ocasiones a quemarropa en contra de los empleados; ese día llevaba chamarra roja y un casco que no se quitó, para luego escapar a bordo de una motocicleta.

Álvarez Rubín era originario de Chilpancingo, Guerrero, y está relacionado con una carpeta de investigación por violencia familiar, aunque se desconoce si esa indagatoria la interpuso quien fuera su pareja actual, con quien residía en Xochimilco junto con un niño; además, en 2018 fue detenido por portación de arma de fuego.

Fernando Ari Álvarez logró arrebatar por la vía de la violencia la zona sur de la capital a la Unión Tepito, particularmente los restaurantes y bares de Coapa en los que realizaba el cobro de extorsiones, indican informes del gabinete de seguridad del gobierno de la Ciudad de México.

A dueños de esos establecimientos los presionaba para que depositaran cuotas semanales entre 7 mil y 15 mil pesos a diferentes cuentas bancarias a las que tenía acceso y sus respectivas tarjetas para hacer retiros en efectivo, es decir, no tenía que verse con los afectados.

De acuerdo con los informes policiacos, con El Guerrero trabajaba Martín Armando Bárcenas Jara, El Rorro, en la distribución de drogas y cobro de extorsiones, quien está en la mira de las autoridades policiacas antes de que logre reagrupar a esa banda.

Últimas noticias