Investigan a joven por narcomenudeo y no por matricidio

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La Fiscalía General de Justicia (FGJ) de capital no presentó pruebas que permitieran la posible vinculación a proceso por el delito de feminicidio en contra de José Eduardo Morales, hijo de jefa de Departamento de la Facultad de Medicina de la UNAM, María del Rosario Zapata, quien fue hallada la tarde del jueves en una maleta abandonada en las inmediaciones de un conjunto habitacional en Culhuacán, en Coyoacán.

Las autoridades consideran al hijo de la trabajadora de la UNAM como el principal sospechoso de su muerte causada por tres heridas de arma blanca en el cuello y una en la espalda; sin embargo, ayer el detenido --quien es menor de edad-- fue presentado en audiencia inicial ante un juez especializado en justicia para adolescentes.

Al vencer el plazo legal de 48 horas en las que el sujeto estuvo detenido, porque se le encontraron diversas dosis de droga solo se presentó ante el juez por delitos contra la salud, en su modalidad de narcomenudeo, pero no por el asesinato de la trabajadora universitaria, quien fue reportada como desaparecida el miércoles y hallada el jueves.

El juez especializado impuso la medida de internamiento preventivo y fijo un plazo de 30 días para la conclusión de la investigación complementaria.

Se inició una carpeta de investigación en la unidad de Justicia para adolescentes y se prevé que permanezca en la comunidad de Diagnóstico Integral para Adolescentes.

Fueron los familiares de la mujer de 53 años quienes denunciaron su desaparición en cuanto perdieron comunicación con ella.

Algunos vecinos de la unidad habitacional CTM Culhuacán lo señalaron de deambular cerca de donde se localizó la maleta, lo que sirvió para su detención, momento que utilizó para confesar el crimen, sin embargo, la FGJ no encontró pruebas para vincularlo por el feminicidio.

Últimas noticias