Hallan toma clandestina de combustible en negocio de material de construcción

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Una toma clandestina de hidrocarburos y cerca de 18 mil litros de gasolina en contenedores fueron descubiertos la tarde de ayer en la colonia Anáhuac, en la demarcación Miguel Hidalgo.

Desde las 10 de la mañana de ayer, personal de la Secretaría de Gestión de Riesgos y Protección Civil, en coordinación con Petróleos Mexicanos (Pemex), inició las excavaciones en un predio ubicado entre las calles Ferrocarril de Cuernavaca y Lago Tus. Cinco horas más tarde hallaron la probable toma clandestina en un poliducto de ocho pulgadas denominado Azcapotzalco-Barranca.

En el lugar, donde también se encontraba una bodega –en la que aparentemente se resguardaba material para la construcción desde hace cuatro años–, también se hallaron 300 contenedores llenos de combustible con capacidad de 60 litros cada uno; aparentemente fueron llenados con gasolina extraída de la misma toma. También se halló una llave maestra y un extractor de olores dentro del sitio.

Luego del descubrimiento de la toma arribaron al lugar la titular de la dependencia, Myriam Urzúa, y el alcalde de Miguel Hidalgo, Víctor Hugo Romo, así como Javier González del Villar, del equipo de logística de Pemex.

La zona fue acordonada y resguardada por elementos de la Guardia Nacional sin que hubiera necesidad de desalojar a vecinos. En tanto, la secretaria Urzúa informó que se aplicarán las medidas preventivas y procedimientos correspondientes para mayor seguridad del lugar, y precisó que no existe riesgo para los vecinos y su patrimonio.

Indicó que las autoridades competentes indagarán los hechos y procederán conforme a la ley. 

Más ductos en la zona 

En entrevista, el alcalde de Miguel Hidalgo, Víctor Hugo Romo, relató que en coordinación con autoridades locales y federales se vigila el tramo de Marina Nacional con la avenida México-Tacuba y Ferrocarril de Hidalgo –por donde pasan los ductos de Pemex–, esto a raíz del hallazgo de una toma clandestina desde hace ocho meses, donde a 100 metros se encontró una supuesta empresa de PET que en realidad vendía combustible de manera ilegal.

No había evaporación de líquido, lo tenían bien controlado. Y según los vecinos era un giro de material de construcción, pero en realidad sacaban alrededor de 10 mil litros diariamente. El lugar ya quedó resguardado por la Fiscalía General de la República, que hará el peritaje, y de nuestra parte se verificará el inmueble como giro mercantil, dijo el funcionario.

 

Últimas noticias