Fiscalía: hurtos a cuentahabientes aumentaron 2,700%

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Viernes 7 de febrero de 2020. El robo a cuentahabientes en la Ciudad de México creció más de 2 mil 700 por ciento, de acuerdo con el número de carpetas de investigación iniciadas por las víctimas, informó la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la Ciudad de México.

De acuerdo con información del Portal de Datos Abiertos, el año pasado se iniciaron 661 carpetas, contra 19 en 2018, la mayoría por el delito de robo con violencia a transeúnte saliendo del banco, con 524 indagatorias, contra la de robo a transeúnte con violencia saliendo de un cajero, con 137.

En 99 por ciento de los casos, las víctimas fueron hombres y de ese porcentaje 90 por ciento eran personas físicas. Julio, agosto, mayo, marzo y abril reportaron el mayor número de casos, con 72, 71, 66, 63, 60 y 56, respectivamente.

Las colonias y calles donde se cometió este delito por personas que iban a pie, en motocicleta o en automóvil fueron Zedec Santa Fe, Jardines del Pedregal, Lindavista, Azcapotzalco Centro, Central de Abasto, San Borja, San José Insurgentes y Santa Antonio.

Así como la Industrial Puerto Aéreo, Del Valle, Polanco, Roma Norte, Anáhuac, Granada, Centro, Lomas de Chapultepec primera sección, Moctezuma segunda sección, Jardín Balbuena, San Salvador Cuauhtenco, Álamos y Agrícola Pantitlán, entre otras.

Las delegaciones con el mayor número de carpetas de investigación por este delito iniciadas son Miguel Hidalgo, Cuauhtémoc, Iztapalapa, Gustavo A. Madero, Benito Juárez y Álvaro Obregón, se detalla en la página de la administración capitalina.

Los horarios en que se cometieron la mayoría de estos robos fueron entre 10 y 13 horas, 15 a 16:30 horas y 18 a 23:50 horas. Fueron pocos los casos denunciados durante la madrugada.

El uso de arma de fuego prevaleció en la mayoría de los casos denunciados, donde una o dos personas fueron las encargadas de cometer el robo cuando el cuentahabiente sale de la sucursal bancaria y se dirige a su automóvil, o circula hacia su casa o trabajo.

La víctima es quien acude a las diversas coordinaciones territoriales a presentar sus denuncias en busca de recuperar el dinero que les fue despojado y, de acuerdo con algunas de ellas, su sospecha recae en trabajadores de las sucursales bancarias.

En los meses recientes, diversas víctimas de este delito han denunciado en redes sociales que son los cajeros de los bancos quienes “dan el pitazo del dinero retirado, porque los delincuentes saben el monto exacto retirado”.

Últimas noticias