Vigente, el diálogo con quienes piden subir tarifas: Sheinbaum

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Claudia Sheinbaum Pardo, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, afirmó que se mantendrá el diálogo con los transportistas que exigen un incremento en la tarifa del transporte de pasajeros y con quienes no están de acuerdo con el nuevo esquema de operación del Metrobús que se impulsará con la ampliación de la línea 5 que irá de San Lázaro a Xochimilco.

En el primer caso, apuntó, se trabaja en un nuevo modelo para el transporte concesionado, en el que aún se hacen algunas revisiones, pero se mantienen las puertas abiertas para seguir trabajando con las secretarías de Gobierno y de Movilidad.

El objetivo es brindar mejor servicio de transporte a la ciudadanía; eso nunca se nos tiene que olvidar. Entonces, se trabaja en un modelo de sustitución de microbuses, de autobuses y de mejora para los choferes en su trabajo y de mejor servicio a la ciudadanía. Ya se les va a presentar, expresó.

A finales de diciembre del año pasado, la jefa de Gobierno había anunciado que una vez que se consolide la tarjeta de prepago para el transporte público, se preveía establecer un esquema para que el incremento a la tarifa de este servicio se determine de acuerdo con la inflación.

Sobre el Metrobús, explicó que en lugar de comprar las unidades se contempa rentarlas, para hacer menos oneroso el subsidio que se aplica en esta modalidad del transporte. “Ya que sea masiva la tarjeta de acceso al transporte público se podría generar un esquema para que en vez de dos pesos –la tarifa de transporte eléctrico, por ejemplo–, se paguen dos pesos con cinco centavos, de tal manera que se vaya ampliando lo que corresponda a la inflación”, declaró entonces.

Recordó que esta modalidad surgió como una entidad pública asociada a un fideicomiso, donde se deposita la recarga de las tarjetas y después se distribuye de acuerdo con los kilómetros recorridos de cada uno de los operadores del sistema en las distintas línas.

Originalmente surgió como un sistema de transporte sin subsidios y conforme han ido pasando los años cada vez los requiere más, para evitar que suba la tarifa, refirió, y señaló que rentar en lugar de comprar las unidades permite que el gobierno aporte más recursos y al mismo tiempo estén en buen estado de mantenimiento.

Dijo que no se trata de afectar a nadie, sino de tener una buena operación en la línea 5, y ahí está abierto para todos ellos el diálogo con la Semovi y la Secretaría de Gobierno.

Los transportistas que circulan sobre la ruta y que serían incorporados al Metrobús con la ampliación de la línea 5 se han quejado de que no serán propietarios de las unidades, sino que se convertirían en empleados del gobierno capitalino.

Últimas noticias