Buscan que Romería del Niño Dios sea Patrimonio Intangible de CDMX

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La Unión de Comerciantes Independientes del Centro Histórico buscará que la Romería Internacional del Niño Dios, que se instala en al menos seis calles del primer cuadro de la capital, desde hace 66 años se convierta en Patrimonio Intangible Cultural de la Ciudad de México, porque tiene cualidades artísticas, históricas, culturales y de organización como parte del festejo del 2 de febrero Día de la Candelaria.

Cada año participan al menos mil 200 artesanos de la Ciudad de México y de los estados de México, Tlaxcala, Hidalgo y Puebla en la romería a la que acuden personas que no sólo compran al Niño Dios, sino que en algunos casos los llevan a restaurar y a vestir, además de que adquieren los accesorios que utilizarán el próximo 2 de febrero.

La romería beneficiará a más de dos mil familias, quienes comercializarán a los Niños Dios que son elaborados de yeso, cerámica y madera, cuyos precios oscilan desde los 20 a más de 600 pesos, que en algunos de los casos pueden incluir accesorios como la silla, cuyas características son únicas porque son hechas por manos de artesanos.

A la 66 Romería Internacional del Niño Dios se prevé la asistencia de turistas de Cuba, quienes además aprovechan para realizar compras al mayoreo, así como de Italia, Canadá y Estados Unidos.

En conferencia de prensa, la vocera de la Romería, Edith Verónica Álvarez, junto con los representantes de los módulos de atención ciudadana de los legisladores de la Comisión de Cultura del Congreso local, Temístocles Villanueva y José Luis Rodríguez, anunciaron que impulsarán que la romería se convierta en Patrimonio Cultural Intangible cuyo trámite realizarán ante la Secretaría de Cultura capitalina.

Por otra parte, Álvarez dijo que hay coordinación entre los miembros de la Unión de Comerciantes Independientes del Centro Histórico con las autoridades de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México para que a partir del próximo viernes y hasta el 2 de febrero los uniformados resguarden la integridad física y patrimonial de los asistentes.

En el Centro Nacional de Comunicación Social A. C., comentó que se prevé que haya seguridad de al menos mil elementos de uniformados públicos y privados ante la asistencia diaria de unas 10 mil personas, mientras que la Romería permanecerá abierta las 24 horas los días 30, 31 y 1 de febrero en cuyos días se prevé la asistencia de entre 15 y 20 mil personas.

Mencionó que se trata de que los asistentes no sean víctimas de carteristas ni de chineros, y que no vivan situaciones de inseguridad, dijo, como las que ocurren a los comerciantes y compradores en la calles Manuel Doblado, en la colonia Morelos.

Las calles en las que se ubicará la Romería son Jesús María, Uruguay, Venustiano Carranza, Manzanares, Roldán Corregidora, las cuales se ubican alrededor del ex convento de la Antigua Merced.

 

 

Últimas noticias