Exponen en Pino Suarez galería del revolucionario Felipe Ángeles

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC) se sumó al homenaje del gobierno de la República al general revolucionario Felipe Ángeles, en el centenario de su fusilamiento, con una exposición fotográfica inaugurada este mediodía en la estación Pino Suárez.

Eduardo Villegas Megías, coordinador de Memoria Histórica y Cultural de México, de la Presidencia de la República, dijo que el homenaje es un preludio al que se le rendirá con la decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador de que el aeropuerto que se construye en la actual base aérea de Santa Lucía lleve el nombre del general revolucionario.

“Este tipo de exposiciones va a reforzar porqué es de suma importancia recuperar la figura y cuando se coloque ya finalmente en el aeropuerto, tenga sentido su relevancia para este país”, apuntó.

En el corredor de correspondencia de las líneas 1 Pantitlán-Observaotorio y 2 Cuatro Caminos-Taxqueña se montaron en 77 paneles con fotografías y textos elaborados por el Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revoluciones de México (INEHRM), a instancias de la Secretaría de Gobernación, que permanecerá durante lo que resta de este mes y todo diciembre y enero.

Veremundo Carrillo Reveles, historiador e investigador del INERHM explicó que Felipe Ángeles, general de carrera formado en el Colegio Militar, supo entender el carácter popular de la Revolución convocada por Madero, que originalmente tenía una dimensión política, pero vio que sus ramificaciones iban más allá y de allí su cercanía con el villismo, donde se volvió el artífice de la División del Norte, de la profesionalización de este ejército popular, así como su cercanía también con el zapatismo.

“Supo entender sus reivindicaciones (del zapatismo) y no solo buscó construir canales hacia ellos sino que expresaran sus posturas políticas en la convención de Aguascalientes”, señaló.

Fue además el artífice de la batalla de Zacatecas que significó la derrota de Victoriano Huerta, padeció el exilio en Estados Unidos “pero regresó a México aun sabiendo que corría peligro su vida para dar continuidad a la Revolución en la que él creía”.

Eric Suzán Reed, titular de la unidad de Desarrollo Político y Fomento Cívico de la Secretaría de Gobernación, resaltó a su vez el afán de superación intelectual de Ángeles, quien era un “ferviente convencido de que un estado civilizado sólo sería posible cuando:’ ‘toda la población sepa leer, escribir, discutir, participar y en una considerable medida entender’”.

Refirió que inclusive ante el consejo de guerra que los sometió a juicio y le dictó sentencia de muerte, fuera de defenderse de las acusaciones que se le imputaron, utilizó sus palabras para “predicar una doctrina de conciliación y de amor. Con una gran tristeza y dolor, más que por su vida, por su patria, se dirigió a sus jueces para disertar sobre la política y sus valores, para compartir reflexiones en torno de la ética, educación, del desarrollo del pueblo y de los grandes problemas nacionales”.

Últimas noticias