Renuncia Ruiz Suárez a coordinación de Morena en Congreso CDMX

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Ante la “agudización” de conflictos al interior del grupo parlamentario de Morena en el Congreso de la Ciudad de México, el diputado Ricardo Ruiz Suárez determinó dejar a coordinación de la bancada y dejar dicha función a los dos vicecoordinadores, José Luis Rodríguez Díaz de León y Valentina Batres Guadarrama.

“Hay ciclos y límites en la representación que se nos asignan, y la mía, me parece, ha llegado a su fin. No veo en el panorama existente posibilidad personal de incidir en cambios importantes en la situación y mejoramiento de las condiciones que prevalecen”, explicó en un extenso mensaje que dirigió el legislador a sus compañeros de bancada esta mañana.

Anticipa que hará del conocimiento de esta decisión a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, “reiterándole mi absoluto apoyo a su gobierno y a su persona y reiterando que seguiré trabajando en este sentido”.

En su mensaje, advirtió que esta situación no sólo ha generado un “grave” problema de interlocución con el gobierno, sino que se está reflejando en el pleno lo que ha fortalecido a la oposición que apuesta cada vez más a la división del grupo parlamentario, así como a acuerdos con personas o grupos dentro de la fracción para obtener dividendos políticos.

Admitió que hay además “acciones inadecuadas y contrarias a nuestros principios en el manejo administrativo del Congreso, por personal que fue propuesto por integrantes de la fracción”, en alusión a las irregularidades denunciadas por el diputado Rigoberto Salgado en el proceso de licitación de uniformes y calzado para el personal de base por parte del oficial mayor, Alfonso Vega, y a las adquisiciones con sobreprecio que se realizaron en el periodo del anterior titular del área, Javier González Garza.

Aunado a esto, Ruiz Suárez –quien ocupó la coordinación de la bancada tras la salida de Ernestina Godoy al solicitar licencia para asumir la titularidad de la Procuraduría General de Justicia–, señaló que “el hecho de que no exista dirección y una estructura de Morena, como partido, que podría actuar para encauzar e intervenir para resolver algunas de las problemáticas aquí planteadas es también un factor que impide dar cauce institucional en términos de la normatividad y principios partidarios a algunas de las tendencias o conductas que están sucediendo al interior de la fracción”.

Últimas noticias